Canelo Álvarez promete noquear a GGG; se parará a cambiar golpes

En medio de un tumulto, entre gritos de apoyo y aliento, Saúl Álvarez hizo su arribo a Las Vegas, Nevada, donde este sábado enfrentará al veterano kasajo Gennady Golovkin, campeón de peso medio del Consejo, la Asociación y la Organización Mundial de Boxeo, en pelea de desempate.

Al mexicano se le vio confiado en el MGM Grand de Las Vegas. Aseguró que va a salir a demostrar que tiene mucha más calidad que Golovkin. As´{i debiera ser, ya que el monarca es un peleador de edad avanzada para el boxeo, no por nada de broma le llaman «Kaskajo» y en su primera cita conectó sus mejores golpes sin causar mayor daño al mexicano.

«Realmente todo lo que ha habido alrededor de la pelea, me ha motivado, y en mi mente me puse un objetivo y el sábado pienso cumplirlo y es una motivación muy grande, el sábado voy a demostrar quién es mejor y lo voy hacer de manera contundente», aseveró le pugilista azteca.

El Canelo no dudó en darse baños de pueblo y agradecer a toda la gente que se presentó a apoyarlo, pues sabe todo lo que ha logrado se los debe.

«Primero que nada, quiero agradecer las muestras de apoyo estoy muy contento muy motivado y cada que entreno me motivo más y para ello peleo y para ellos es todo esto, ver que vienen es una gran motivación para seguir con esto, con una gran historia en mi carrera».

El mexicano lo tiene bien claro desde hace semanas, y lo reiteró, solo piensa en ganar por la vía del nocaut.

En ese sentido, el tapatío dejó ver que esta ocasión no boxeará como lo hizo la primera vez, sino que se detendrá a cambiar golpes.

«Me preparé para noquear y es el primer objetivo, desde el primer minuto voy a salir a buscar eso y ojalá se presente para que la gente lo disfrute y esté feliz. Es una gran cartelera, tenemos muy buenos boxeadores en esta cartelera, es algo que no se deben perder, la estelar va a ser más emocionante que la primera, la gente la pidió y va a ser más emocionante que la primera».

Por último, Canelo fue directo al decir que toda la polémica causada por GGG sobre su dopaje fue inventada por su coach.

«Creo que son palabras de Abel. No tiene los huevos suficientes Golovkin para él decir o pensarlo por su propia mente. Todo lo que dice lo dice por Abel. Me siento molesto por todo lo que han dicho, muchas estupideces y pretextos. Me siento molesto, pero utilicé esta molestia en el campamento para hacer un gran entrenamiento y pelea».