Canelo no tiene oposición en Jacobs, en pelea carente de emociones

#LasVegas  Nevada

Ni sorpresas ni espectáculo en la T-Mobile Arena con la victoria del mexicano Saúl “Canelo” Álvarez sobre el neoyorquino Daniel Jacobs, que deja al primero como campeón de peso medio recoconocido por el WBC, WBA E IBF y cerca de 34 millones de dólares más a su cuenta.

El enfrentamiento, aunque millonario, no añade gloria al pugilista jalisciense que domina en solitario una división por la que han transitado verdaderas glorias de los cuadriláteros como Marvin Hagler, Tommy Hearns o Roberto Durán.

“Canelo” se llevó tarjetas de 115-113, 115-113 y 116-112, en un combate que distó mucho de ser  espectacular con un Jacobs de 186 libras por 175 de Álvarez.

En el segundo capítulo, el mexicano estuvo más insistente y logró que Jacobs pagara un par de errores. Jacobs soltó una sólida combinación en el tercero y continuó con ganchos al hígado de Álvarez, aunque recibió fuertes derechas al estómago en forma de recto.


Jacobs se vio mejor cuando se cambió a guardia zurda, sin lucir espectacular, en el sexto y séptimo asaltos.

Ante un público que pagó hasta 40 mil pesos por un boleto y exigía emociones, Canelo se veía preocupado por ofrecerlas pero no encontró en el oponente la oposicion adecuada para despertarlas.

“Siempre dije que iba a conseguir la victoria, que estoy preparado para enfrentarme con los mejores, sin importar las circunstancias y dejar en lo más alto a mi países, los aficionados y a todos los que me apoyan”, declaró ‘Canelo’ Álvarez. “Ha sido una pelea complicada, pero hice todo lo que necesitaba para vencer”, acotó.

Por su parte, Daniel Jacobs destacó: “Ha sido una pelea muy igualada como lo demuestran las cartulinas de los jueces, que yo también pude ganar, pero él (Canelo) es el campeón e hizo méritos para llevarse el triunfo. He demostrado que tengo todavía mucho boxeo que ofrecer”.

Con el triunfo, el mexicano mejoró su récord a 52-1-2 y 35 nocauts, mientras que Jacobs se estancó en 35-3 y 29 fueras de combate.