#Canelo presume que ascenderá dos divisiones, pero le sigue dando la vuelta a #GGG

En teleconferencia, Saúl “Canelo” Álvarez despreció “otra vez de nuevo” un tercer combate con su pesadilla, el kasajo Gennady Golovkin, y aseguró que para él no representa ya un reto pero sí un negocio y adelantó que, con su equipo, “queremos seguir avanzando”.

A un mes de que dispute su cuarta corona del mundo, el monarca de peso medio para el Consejo y la Organización mundiales de boxeo, comentó que su reto ahora mismo es subir dos categorías para enfrentar al campeón semicompleto de la OMB, el veterano Sergey Kovalev, programado para el 2 de noviembre en Las Vegas.

«Para nosotros, como equipo, no hay límites, queremos seguir avanzando. No vemos límite aún. Estamos en un gran momento en mi carrera, tenemos que aprovecharlo. El subir dos divisiones es un reto muy grande para mí, pero creo que es una de las peleas más grandes en mi carrera. Este tipo de retos me gustan», declaró el jalisciense que ha sido campeón mundial en los pesos superwelter, medio y supermedio.

Canelo dejó entre abierta la puerta para volver a pelear con Golovkin, con quien ha sostenido dos cerradas peleas; una terminó en empate y la otra la ganó controversialmente.

«Como lo dije y lo repito: Para mí esa pelea con Golovkin no representa un reto. Ya peleamos 24 rounds, ya le gané. Lo único que representa para mí es un buen negocio y si me ofrecen algo bien, se hará la pelea”.

En el plano personal, confesó que: «Siempre imaginé lo mejor, pero no imaginé la magnitud de lo que he logrado. Luego me di cuenta de que hay muchas otras cosas que puedo lograr y eso es lo que me motiva».