Cetros #WBC: Soriano Jr., poder y paciencia; Roldán, mucho campeón para “Torito” Jiménez

#CDMX

Noche de contrastes en el Domo del Centro de Convenciones del Sindicato de Trabajadores del Seguro Social. Por un lado, la brillante demostración de poder y paciencia de César Soriano, que en el sexto round dejó sentado en el banquillo a su rival guerrerense Ismael Urieta, para conquistar el campeonato Latino Plata de peso superligero reconocido por el Consejo Mundial de Boxeo.

Y, por otra parte, la voluntariosa actuación de Carlos “Torito” Jiménez frente al aún campeón Latino regular WBC del mismo peso superligero, Hugo Alberto “Ñato” Roldán, muy hábil para el de Michoacán.

Con Tony Flores en su esquina, Soriano Jr. dejó claro que está hecho para cosas mayores. Al final, su papá César Soriano, que hace semanas apenas sostuvo una pelea profesional, nos comentó: “que gane el Mundial, ese es el bueno”…

También aceptó, sin problema: “Él es mejor que yo”. Y miren que Soriano Sr. fue un destacado peleador, de gran técnica que regalaba emocionantes actuaciones.

En ese sentido, Soriano Jr. es mejor, ni hablar. La noche del viernes derribó a su oponente en el asalto inicial, pero entendió el riesgo que implicaba aceptar el cambio de golpes y trabajó al cuerpo poco a poco, sin alocarse, sin peligrosas precipitaciones.

Le aplicó ese metódico castigo, letal para quien viene del nivel del mar a la altura de la Ciudad de México. Y así, sin prisa pero sin pausa, hasta que la esquina de Urieta no le permitió salir en el sexto capítulo. Había recibido tanto castigo, que noqueando apenas empataba.

MUCHO OPONENTE PARA CARLOS JIMÉNEZ

Nunca le ha faltado voluntad al michoacano Carlos “Torito” Jiménez, pero esta vez lo pusieron frente a una misión imposible. Hugo Roldán es un maestro de la defensa y el contragolpe, de tal forma que el mexicano estaba condenado a la derrota.

Por momentos se llegó a pensar que Jiménez haría bueno el milagro. Por ejemplo, en el segundo asalto cuando una potente derecha mandó al sudamericano a las cuerdas o cuando le abrió el pómulo derecho en el sexto round, después de que el mexicano cayó por resbalón.

Pero no, nunca. La velocidad de puños, el buen manejo de piernas, el dominio de la distancia larga y ese óper que Jiménez se comió toda la noche. Mucho rival.

Roldán retuvo su título Latino WBC de peso superligero, con tarjetas de 97-93, 98-92 y una rayando en lo criminal: 96-94.

En las demás peleas, Francisco Emilio Venegas se impuso por decisión unánime a Pedro Cabrera; los tres jueces marcaron 40-36, en pelea pactada a 4 giros en 69 kilos.

El de la CDMX, Miguel Ramírez Pérez, ganó por nocaut técnico en un asalto al poblano Jefri Huitzil, en uno de los desenlaces más rápidos del año. La pelea sólo duró 71 segundos.

Adrián “Gato” Curiel sacó ventaja de su juventud para vencer por decisión unánime (79-72 las tres tarjetas) a Oswaldo “Chuky” Razón, que sin embargo acertó dos derechazos que no debió recibir Curiel.

En welter, Kevin Salgado venció con comodidad a Chester Parada. Al cabo de seis rounds, el jurado decretó decisión unánime para el joven que desde las tribunas era llamado “La Barby” por esa melena rubia que cubre su cabeza, muy al estilo de Mariana Juárez. La afición no perdona.

Casi para terminar el sexto y último, a Salgado le descontaron un punto por golpe ilegal, pero inmediatamente derribó a su rival y estuvo cerca de noquear.

Buen programa de Ricardo Maldonado Morales y su empresa Producciones Deportivas, en el repleto Domo del Centro de Convenciones del STSS, donde se estrenó la plataforma Wass Sport TV, de la que pronto tendremos  más noticias.

* En la cámara, Alma Montiel y Pablo Lozano.