Cuando #JC rescató del infierno la victoria sobre Meldrick Taylor; hace ya 30 años…

Este 17 de marzo se cumplen tres décadas desde que el campeón mundial Julio César Chávez se empezó a labrar su inconmensurable historia de grandeza que hoy lo tiene convertido en el gran ídolo mexicano en el mundo del boxeo.

Marzo 17, 1990… Las Vegas Hilton Hotel, Las Vegas, Nevada, Estados Unidos.

Ocupamos un lugar en Ring Side, cubriendo para El Heraldo de México.

Invicto en 68 peleas, el campeón superligero WBC, Julio César Chávez (Trueno), enfrentaba al monarca IBF, Meldrick Taylor (Relámpago), que tampoco había perdido en 24 contiendas (registraba un empate) y campeón Olímpico en Los Ángeles 1984.

Once asaltos de pelea cerrada entre el mexicano. Último round. El héroe mexicano perdía en las tarjetas: Chuck Giampa anotó 104-105 para JC; Dave Moretti, 107-102 para Taylor y Jerry Roth tenía 108-101. La velocidad de Taylor era veneno para la fortaleza del boxeador azteca.

Así llegaron los últimos 20 segundos de una vibrante contienda, cuando un milagroso gancho izquierdo envía a la lona a Taylor. El réferi aplica la cuenta de protección, el de Estados Unidos se levanta, pero Richard Stelle lo abraza con ternura y declara nocaut técnico ¡a sólo dos segundos de que terminara la racha sin derrota del mexicano!

La decisión del réferi causó gran polémica, pero pudo salvar la vida de Meldrick Taylor. Como decía sabiamente Don José Sulaimán: más vale detener la pelea un golpe antes que un golpe después…

Este triunfo puso a Chávez en los cuernos de la luna y lo colocó como estelarista indiscutible en la fecha patria del 16 de septiembre para la televisión de Estados Unidos.

Taylor, en cambio, nunca fue el mismo. Se opacó la que apuntaba para ser una legendaria trayectoria.