Cuenta “Vaquero” Navarrete que nadie confiaba en él cuando se coronó ante #IsaacDogboe

Tras cinco exitosas defensas, el mexiquense Emanuel “Vaquero” Navarrete habla de cuando le arrebató el campeonato mundial supergallo WBO al ghanés Isaac Dogboe, que en ese entonces parecía invencible.

Era diciembre de 2018 y Navarrete contaba con 23 años de edad. Parecía no estar listo, pero demostró que cuando se tiene un objetivo y te preparas, lo logras.

“Los únicos que siempre han creído en mí y me han motivado realmente han sido mi equipo. Ese es mi entrenador en jefe, su hijo, que es mi segundo entrenador, mi mamá y mi papá”, dijo de entrada. Agregó que “todos los demás pensaron que era genial que pelearía por un título, pero sentí que no creían en mí al 100 por ciento”.

A su sentir, la clave de su éxito “fue que siempre entrené para una victoria. Nunca pensé que iba a perder o que era bueno que fuera por un título. Muchos de ellos me dijeron que iba a los Estados Unidos pero que iba a perder allí”.

Contó que los amigos, expertos y familiares le daban por descontada su derrota. Le decía: ‘Vas por el título mundial. Lo vas a disfrutar, pero vas a perder’.

Lo más afortunado que le comentaban era que lo iban a robar. ‘Vas a perder, te van a robar, o lo que sea, pero vas a perder’.

Esos comentarios, sin embargo, no afectaron su confianza’. “Les dije que iba a ganar. Mi equipo siempre pensó que veníamos por una victoria. Nunca pensamos que íbamos a perder. Mi preparación nos dio mucha confianza”.

Al anunciador de ring, Lupe Contreras, Navarrete le recordó nque fue a Tijuana para realizar su concentración. “El tiempo que estuve allí, estuve concentrado y siempre pensando en una victoria. Nunca pensamos negativamente. Siempre fuimos positivos”.

Y el premio al final fue la victoria y coronación. “Disfruté ganando de esa manera porque mostré a muchas personas que decían que no podía hacerlo, que lo hice y que traje el título mundial a México”.

La pelea con el africano fue desgastante, pero cinco meses después el mexicano lo volvió a derrotar en la revancha.