«De rebote», Croacia va a la final contra Francia; ganó 2 juegos en penales y uno en compensación

La hazaña de Croacia no sólo implica haber eliminado a Inglaterra, favorita al título después de las eliminaciones de las selecciones favoritas. Va más allá porque llegará a la final que se jugará el domingo ante Francia, prácticamente de rebote, con tres triunfos en alargue.

La estadística revela que la selección de Croacia jugó 270 minutos en los tres partidos de la fase de grupos; 27º minutos más en octavos, cuartos y semifinal, pero aparte jugó ya 90 minutos en tres tiempos extra.

En disparos desde el manchón penal dejó a Dinamarca en octavos de final; de la misma forma se impuso a los locales rusos en cuartos de final y ahora, en la semifinal, en tiempo extra echan al cuadro inglés para alcanzar la primera final de su historia en Copa del Mundo.

Los croatas ganaron por 2-1 a Inglaterra tras una prórroga, a la que llegaron gracias a un tanto de Ivan Perisic, y en la que sentenció Mario Mandzukic.

El delantero del Inter de Milan, Persic, muy rápido para la zaga inglesa, equilibró a los 68 minutos el tempranero tanto de Kieran Trippier (m.5), que batió a Danijel Subasic de un certero lanzamiento de falta.

En la prórroga, un toque de cabeza hacia atrás del propio Perisic, fue aprovechado por el infatigable Mandzukic para firmar el 2-1 y meter a Croacia en la final del domingo, también en el estadio Luzhniki de Moscú.