“Drago” Muñoz rindió a la esquina de Bradley; firme promesa de #México en La División / #Video

#Naucalpan Estado de México

El lagunero Isaac “Drago” Muñoz se reveló como la gran promesa del elenco Miura Boxing, en tanto que Gio “Impacto” Stafford confirmó el gran momento por el que atraviesa, al salir con el brazo en alto en sus respectivas contiendas que sostuvieron la noche del sábado en el Foro 360.

La función que ofreció Manuel Garrido y su, más que empresa, concepto Miura Boxing Promotions fue un espectáculo digno para las alrededor de mil personas que abarrotaron el local ubicado en la esquina de Periférico Norte y Avenida Primero de Mayo.

Habrá que aclarar que no, no fueron las familias acomodadas de Echegaray y Satélite, como podría pensarse. Tampoco se trataba de esos acartonados “Godínez”, villamelones que acuden por curiosidad a una función de box. Nada de eso. Eran familias, amigos y amigas, adultos, jóvenes y hasta niños, entusiastas todos que animaron con sonoras porras a sus favoritos. Gran ambiente, ni hablar.

Y en medio de ese griterío, el joven “Drago” pasó su prueba internacional. Y la pasó no sólo con 10, sino que alcanzó una mención honorífica, al obligar a la esquina del canadiense Bradley Hamil a arrojar la toalla rogando piedad.

El “Drago” versión azteca conectó un óper tan preciso como poderoso que puso en piernas de chicle al canadiense y sólo las cuerdas evitaron la caída del, hasta entonces, peligroso noqueador. Como dictan las reglas, el réferi César Castañón le aplicó la cuenta de protección.

Al continuar las acciones, mostrando ese instinto que hace la diferencia entre un buen boxeador y un gran boxeador, el joven capitalino de 26 años de edad, lo acorraló contra las cuerdas y lo masacró a dos manos, hasta que llegó el campanazo salvador.

Pero estaba sentenciado. Al tercer capítulo, Muñoz se abalanzó sobre la presa herida hasta que desde el rincón de Bradley voló por los aires la toalla; era tanta la angustia de los canadienses, que la toalla cruzó todo el ring y cayó cerca de la esquina del campanero (de nombre Diego Herrera, que por cierto es hijo del presidente de la Comisión de Box del Estado de México; ah, pero no, no es nepotismo ¿eh?). De cualquier forma el réferi entendió que era todo para Bradley, que puso fuera de combate a las 5 víctimas que aparecen en su récord.

Y las emociones siguieron. El veracruzano Straffon sufrió tres minutos. No se sabe si su rival, el mazatleco Paul “Gallito” Salcido, tuvo un round de brillantez o bien fue el peor inicio de Giovanni Straffon. Lo cierto es que llegamos a pensar que estaba cerca la cuarta derrota del llamado “Impacto”.

Sin embargo, al segundo episodio Giovanni salió desaforado, desconocido; pareció como que en el minuto de descanso lo cambiaron y temprano abrumó y derribó a su contrario. El “Gallinita”, más que “Gallito”, intentó levantarse (como esos futbolistas que, para cabecear un balón, “brincan para abajo”). No necesitaba ser prestidigitador el réferi para adivinar que el sinaloense ya no quería nada, y detuvo el combate a los 58 segundos de ese round dos.

Por su parte, Juan José “Piquet” Martínez sufrió por el buen juego de cintura y el caunter de Walter “Cachorro” Lina, pero en el tercer capítulo un solo golpe a las zonas blandas puso quieto al tlaxcalteca. La pelea, pactada a 8 rounds en peso superligero, acabó a los dos minutos 26 segundos del tercer giro. Justo es mencionar que “Piquet” le sacó 3 kilos de ventaja a Lina en el pesaje oficial.

Los mexiquenses Alberto “Chícharo” Morales y Xicoténcatl “Chico” González empataron en una pelea de muchos golpes; las tarjetas mostraron dígitos de 58-56 para Morales, 57-57 y 56-58, a favor de González.

En peso completo a 6 rounds, el capitalino Santiago “Changos” Martínez venció por nocaut técnico a los 36 segundos del tercer giro al sinaloense Jaudiel “Negro” Zepeda.

El tamaulipeco Abraham “Soldado” Medina se impuso por decisión dividida (38-39, 39-37 y 39-37) al mexiquense Cristian Sánchez Calderón, en pelea pactada a cuatro rounds en peso superwelter.

Alejandro “Chino” Díaz venció por decisión unánime (40-37, 39-37 y 39-37) a Gael “Fantasma” Jiménez, en riña a cuatro rounds en peso superligero.

En peso welter a 6 tandas, David “Popeye” Martínez noqueó a los 51 segundos del segundo round a Vladimir Sandoval. Y en su primera presentación en el terreno de paga, Lucas “El Príncipe” Bahdi, ocupó solamente 49 segundos para despachar en primer episodio a Luis Yan Revilla.