Eduardo H. Rizo y su hambre de gloria; promete gran pelea con Jerson Aguilar / #Video

“Este chavo va a ser campeón del mundo”, comenta, entre esperanzado y convencido, Víctor Díaz, el famoso “Vaquero” que arrebata de las garras de los vicios a las y los jóvenes que encamina por la ruta del box allá en Chimalhuacán.

“Tiene hambre”, agrega, en referencia a Eduardo H. Rizo, el excampeón Nacional de peso pluma que está programado para enfrentar a Jerson Aguilar, por el campeonato NABF Júnior (¡!) el último día de este mayo, en el Salón Villa Flamingos de la Ciudad de México.

Y sí, hambre de gloria es en lo que respalda Hernández Rizo sus aspiraciones. Es el motor que lo tiene trabajando en un mercado de su lugar de residencia, Ecatepec, desde donde se traslada a Chimalhuacán todos los días para entrenarse bajo la supervisión del “Vaquero” Díaz, el mánager que tiene a Esmeralda Moreno como su máxima “Joya”.

Al término de la conferencia que ofrecieron las empresas Decisión Dividida y Chiquita Boxing, Rizo -como lo llaman–tuvo otro detalle que revela sus ansias de triunfar en el boxeo.

Su entrenador le señaló que se iban directo al gimnasio, lo que aceptó Eduardo. “Me duermo una hora, ando cansado… ya luego entreno”.

Y es que al boxeador de cabellos fosforescentes no le da tiempo de ir a Ecatepec a descansar y presentarse a entrenar, de ahí que no ponga remilgos para acostarse en el ring del gimnasio y ahí, entre el olor a sudor y el ruido de los costales y peras, tratar de reposar.

Rizo-Aguilar es la pelea estelar del programa que organiza la sociedad Decisión Dividida-Chiquita Boxing el próximo viernes 31 de mayo, allá en el inmueble que se ubica en la calle Rumania de la colonia Portales.

Escuchemos a Eduardo H. Rizo: