En #MartesDeCafé, #WBC premió a ganadores en función de #ChiquitaBoxing

#CDMX

Martes de Café, como lo instituyó don José Sulaimán. A cinco años de su partida, la reunión semanal entre el Consejo Mundial de Boxeo y los representantes de la prensa especializada conserva su esencia. Más que Martes de Café, martes de box, de noticias de box.

Es un día en el que los reporteros se nutren de información. Los empresarios aprovechan para promover sus funciones. Las y los pugilistas lucen sus mejores galas para posar ante las cámaras de televisión y teléfonos inteligentes que ahora ya hacen reportero a cualquier pelagatos.

Así llegamos al Sindicato de los Ferrocarrileros, que ha tomado el lugar del ahora inexistente edificio de Génova 33 que tan famoso fue en el siglo XX y aún los tres primeros lustros de este XXI, hasta que, el 19 de septiembre de 2017, llegó la auténtica réplica del temblor que sacudió hogares y conciencias 32 años antes.

Y ahí estaban los viejos amigos. Don Víctor Cota, Federico Enríquez, Emiliano Olivo, Abraham Ibarra; el nuevo integrante del staff, el colega Francisco Posada mostrando que, además de la playera, él se pone el saco color “verde CMB”.

Los invitados: Saúl “Bebé” Juárez, que arriesga su cetro Latino WBC ante Mario Andrade, en el Deportivo de los Trabajadores del Metro que se asienta en la alcaldía Iztacalco; Humberto “La Chiquita” González, ahora en plan de empresario, siempre con ese buen humor; Juan Pablo Romero… y tarde, pero sin sueño, Lulú Juárez.

A Eduardo Rizo y Jerson Aguilar les damos párrafo aparte para destacar que regresaron a sus casas con sus respetivos premios por haber ganado el viernes sus peleas en Salones Marbet. Mauricio Sulaimán, esta vez ausente, encargó que se les entregaran 5 mil pesos a cada uno, tal y como lo prometió.

Lourdes Juárez llegó tarde y de malas. De inmediato exigió a su empresa la oportunidad para buscar el campeonato mundial mosca WBC que está en poder de Ibeth “La Roca” Zamora. “Ya me toca, siempre me preparo al 100 por ciento”, adujo.

Pero da la casualidad que “La Pequeña Lulú” no sabe en qué bronca se mete. Zamora tiene fama de implacable, además de que, antes que todo, este sábado enfrentará a la venezolana Leiryn “La China” Flores, que llega con marca de 15-0-1, ¡con 12 nocauts!

Lulú todavía no la enfrenta y ya reclama oportunidad mayor, como si fuera vidente y supiera ya qué sucederá el sábado en la Arena Coliseo.

Antes de que arrancara todo el show, Armando hizo sonar las 12 campanadas en memoria del inconmesurable panameño Eusebio Pedroza, fallecido recientemente.

Ah y también se enlazó a Mariana “La Barby” Juárez. No hubo nota ahí.

  • En la cámara, Alma Montiel