Gran demostración del sombrerudo «Vaquero» Navarrete, nuevo campeón del mundo

#NuevaYork

En una grata sorpresa, el mexiquense Emmanuel “Vaquero” Navarrete destronó al  africano Isaac ¨Royal Storm¨ Dogboe mediante una demostración de poder y buen boxeo para arrebatarle el cinturón mundial supergallo de la Organización Mundial de Boxeo, en una decisión unánime de los jueces que actuaron en el teatro del Madison Square Garden de Nueva York.

El jurado entregó tarjetas de 115-113, 116-112 (dos veces) a favor de Navarrete para que Emmanuel lograra coronar los esfuerzos de los múltiples «Vaquero» Navarrete, una dinastía que dejó en el camino a Pedro y Johnny, dos grandes boxeadores que sin embargo no saborearon la gloria que hoy prueba el ensombrerado Emmanuel.

Compubox reflejó en sus estadísticas una ventaja para Navarrete, con poco más de 50 golpes conectados que un africano que llegó precedido de gran prestigio y abandonó el cuadrilátero todo magullado tanto física como moralmente.

El ahora nuevo campeón mundial castigó el rostro de ¨Royal Storm¨ Dogboe durante todo el combate, casi cerrando el ojo izquierdo y provocando sangrado tardío en la nariz.

Al sonar la campana del primer round ¨Vaquero¨ (26-1, 22 KO),  de 23 años, intentó aprovechar su ventaja en estatura y alcance ante Dogboe (21-1, 14 KO), quien concentró en el primer asalto su habilidad de contragolpeo al atacar los planos bajos del mexicano, quien, en el segundo asalto, lastimó al campeón con golpes al cuerpo y comenzó a sacar ventaja de su alcance, manteniendo al ghanés en la huida y conectando combinaciones que pusieron en reversa al entonces campeón mundial.

Con esperanzadora clase, el peleador del Estado de México  volvió a lastimar con su izquierda en el tercer giro, luego de que el campeón comenzó el asalto más agresivo, recibiendo sendas izquierdas al cuerpo que lo llevaron a actuar con más cautela.

El africano decidió fue ser más agresivo en el cuarto episodio, buscando cortar la ventaja en alcance de Navarrete, quien bajó algo su intensidad. La izquierda de Navarrete volvió a afectar a Dogboe en el quinto asalto, manteniéndolo a distancia y evitando el punteo adicional. Navarrete continuó su ataque a Dogboe con su izquierda, que finalmente hinchó el ojo del ghanés en el sexto asalto, al aprovechar su alcance, evitar y frustrar el ataque el campeón.

El mexicano bajó la intensidad en el, quizá de manera premeditada, buscando recuperarse, en los capítulos séptimo y octavo.

El noveno round vio una caída de Navarrrete que fue vista  como un resbalón por el réferi, pero pareció ser el foco de alerta de Navarrete, que a partir de entonces tomó su segundo aire y volvió a ser el púgil con hambre de gloria.

Poderosa izquierda de Navarrete llevó al ghanés en su propia esquina  a la lona en el décimo giro, en lo que fue determinado como resbalón debido a la humedad en la lona. El mexicano, sin embargo, volvió a lastimar a Dogboe, quien necesitaba  lograr  caídas  o nocaut para retener su título.

Los rounds finales correspondieron al mexicano, quien continuó al frente ante el más pequeño Dogboe, quien terminó con el rostro muy lastimado y nunca  pudo contrarrestar el ataque del mexicano  en todo el combate.

A sus 23 años, Emmanuel Navarrete se convirtió en la grata revelación de este 2018, ya que se reinventó y no fue sólo el ponchador que conocemos, sino que mostró habilidad defensiva e inteligencia en el ring.

Felicidades al Vaquero y sus sombrerudos antecesores, que en el gran escenario del Madison Square Garden coronaron un trabajo de décadas.