Gran y grata sorpresa en Lomas de Chapultepec: Jair González detuvo al “Gato” Guerrero

* Vibrante y exitosa velada, con grandes emociones en The White Collar Gym a reventar

#CDMX

En medio del glamour que rodea el inmueble de Palmas 530, Jair “El Conejo” González pospuso las intenciones de Rodrigo “El Gato” Guerrero de buscar nueva oportunidad mundialista, al vencerlo por decisión técnica en 5 asaltos en la primera función de boxeo profesional que en cerca de 100 años se realizó en la exclusiva Lomas de Chapultepec.

Esa guardia inusual y el descaro con que peleó  “Conejo” incomodó y dañó en todo momento la seguridad del excampeón mundial, que en contadas ocasiones conectó con fuerza y puntería.

Al inicio del encuentro, un amenazante óper derecho pasó rasurando la barbilla del “Gato”, pero segundos después recibió un volado izquierdo que mandó contra las cuerdas.

En el segundo capítulo, Guerrero hizo tambalear con recto de izquierda al revelador González, que se cubría la mandíbula con el hombro derecho y el guante izquierdo, mientras que la derecha lo ponía a salvo de los golpes abajo.

Un choque de cabezas abrió un tajo en la ceja derecha del “Conejo” González, obligó al chequeo del médico de ring al réferi Guadalupe García a descontar un punto al “Gato”, que no descifraba el estilo del irreverente muchacho.

La amenaza de que creciera la herida y el ya probado poder del chico González se juntaron para ofrecer un cauteloso cuarto episodio, en el que Jair llegó a su esquina sangrando más.

Transcurría el quinto cuando el réferi lo llevó a revisión y el médico, Hugo García, ordenó la detención del pleito. En corto reveló que la herida, de 3.5 centímetros, era profunda y por lo tanto peligrosa.

Así, las tarjetas decidirían el futuro de los contendientes. Un juez vio ganar a Guerrero por 49-47 y el otro par anotó 46-49 y 47-48 para Jair González, un esperanzador y decidido joven de la Ciudad de México.

VICTORIA DEL “SUAVECITO” Y RESULTADOS DEL RESPALDO 

En la contienda semiestelar, dos golpes a la nuca y otro a las partes bajas lograron disminuir los ímpetus del “Suavecito” Alberto García, que desde el primer instante de pelea aplicó un sistemático y variado castigo a Luis Enrique Ramos.

Aunque en menor cantidad y poder, “El Suavecito” siguió castigando a un ventajoso Ramos que poco lícito hizo para ganar la pelea y escuchó con alivio la campana que puso fin a los primeros tres minutos de pelea.

El triunfo de Alberto García llegó con el campanazo que llamó a iniciar el segundo round. Ramos prefirió perder por nocaut técnico que seguir de costal del “Suavecito”.

Se vivió una auténtica fiesta boxística de cuello blanco en Paseo de las Palmas 530. Los empresarios Ricardo Cerezo y Jorge Lacierva presentaron con la éxito la primera función de boxeo profesional en Lomas de Chapultepec, la zona exclusiva por abolengo desde la fundación misma de la Ciudad de México.

El festejo dio inicio con un más que merecido reconocimiento para don Eduardo Alberto Reyes Pérez, de quien los anfitriones, Cerezo y Lacierva,  dedicaron solemnes elogios por el sentido humanitario que lo distinguió.

Ese cuadrilátero que pasa a la historia como el primero que pisaron púgiles profesionales en la afamada zona donde por siglos reside la crema y nata de la sociedad mexicana, siempre llevará una placa en su honor.

En el inicio de las hostilidades, los valientes Elian Martínez y José Antonio Velasco se enfrascaron en incesante cambio de golpes. Cayó uno y cayó otro en los frenéticos 75 segundos que duró la riña pactada en 60 kilos. El  réferi Alfredo Uruzquieta le dio victoria por nocaut técnico a Velasco.

En la división superwelter, Christian “La Bestia” Palacios se repuso y ganó a Armando Morales Gutiérrez por nocaut técnico en tres episodios.

Muy profesional, el réferi Lupe García se metió a la lluvia de golpes que, “en modo” “Bestia”, lanzaba Palacios cuando el cronómetro marcaba 21 segundos del tercer capítulo.

(Este domingo, más fotografías desde The White Collar Gym)

  • En la cámara, Alma Montiel.