Histórica condena a sacerdote pederasta en la CDMX; 62 años de prisión y sin ningún beneficio

En un hecho inédito en la Ciudad de México, un juez condenó a 62 años de prisión al sacerdote Carlos López Valdés, al encontrarlo culpable de abuso sexual cometido contra Jesús Romero Colín; durante años.

El cura, que no tiene ningún tipo de beneficio, ni libertad condicional, tendrá que pagar 75,840.00 pesos como indemnización del daño, durante años contó con la protección del arzobispo primado de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, quien dejó el cargo semanas atrás.

Contó el afectado que desde 2008 interpuso su denuncia contra el sacerdote López Valdés ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México, pero la dependencia entorpeció las investigaciones debido a la intervención de Armando Martínez, el abogado del cardenal Norberto Rivera Carrera, entonces arzobispo primado de México, quien movió todas sus influencias para congelar el caso.

Este acontecimiento dio pie a que por primera vez, 2 obispos testificaran en el Juzgado 55 del Reclusorio Oriente: Jonás Guerrero y Marcelino Hernández. Ambos sacerdotes sabían sobre los actos cometidos por López Valdés, que se encuentra preso y nunca fue presentado ante la autoridad judicial.

Ahora, con la sentencia de 62 años de cárcel para el cura abusador, “gané una guerra”, dijo la víctima, quien tenía 11 años en 1994, cuando se desempeñó como acólito del padre López Valdés en la parroquia de San Agustín de las Cuevas ubicada en Tlalpan, al sur de la Ciudad de México. Desde entonces y hasta 1999, el sacerdote abusó sexualmente de su monaguillo en la casa parroquial de ese templo.

La víctima incluso envió una carta al Papa Francisco, en 2013, donde le contó todas sus tribulaciones y la impunidad de que gozaba el pederasta. Y el pontífice, inusitadamente, le respondió con otra misiva que le escribió de puño y letra. Le manifestó que sentía “dolor” y “vergüenza” por su caso, y le pidió “perdón en nombre de la Iglesia”.

El 27 de agosto de 2016, López Valdés fue arrestado en su casa de descanso en Jiutepec, Morelos, y trasladado al Reclusorio Oriente de la Ciudad de México, acusado por el presunto delito de “violación”.

A %d blogueros les gusta esto: