Javier Castillejo perdió con Óscar de la Hoya, pero vivió su sueño; el español más exitoso nos cuenta

  • Se inició en el karate y ganó más de lo que podría aspirar un boxeador de su patria.

Los expertos en boxeo españoles, como Miguel Ángel de Pablos –actual secretario internacional del Consejo Mundial de Boxeo–  señalan que en su país un boxeador aspira a tres grandes conquistas: ser campeón Nacional, campeón de Europa y campeón del mundo.

Aunque los primeros golpes que lanzó fueron de karate, Javier Castillejo fue eso y más en el boxeo. El doble campeón de España y también dos veces monarca del mundo, acompañó este viernes al conductor Víctor Silva en las entretenidas charlas WBC Talks; también desde España, De Pablos terció la reunión.

Admirador de Bruce Lee, Castillejo se declaró otra víctima de los engaños, de los abusos y de los falsos amigos que agobian a un boxeador con éxito. Pero él disfruta su vida, goza de sus recuerdos y le gusta echar a andar la imaginación pensado en qué hubiera pasado si…

Si llega bien entrenado al combate que sostuvo con Óscar de la Hoya en junio de 2001. Con un dejo de melancolía, sin embargo, se da por satisfecho en lo que logró en el pugilismo, deporte al que abrazó influenciado por el mexicano Domingo González (en un futuro fue campeón ligero de España) que entrenaba en su barrio y en el que se inició simplemente como un juego.

Castillejo fue campeón de peso welter de España en 1990. En 1994 se alzó con el título superwelter de Europa. Y en una segunda oportunidad titular, en 1999, conquistó la corona mundial de peso superwelter que reconoce el WBC. Pero fue más allá. También se hizo campeón superwelter de España y, ya de salida en su carrera, ganó otra corona del mundo, la de peso medio para la WBA. Ganó, pues, más de lo que se puede ganar en su nación.

 

Todos esos recuerdos agolparon su mente y se los contó a la creciente audiencia en las pantallas de Facebook Live del WBC y la WBC University.

Como emoción y orgullo, se ufanó de haber vivido su sueño más grande: pelear con Óscar de la Hoya, en el MGM Hotel de Las Vegas, él como campeón e imponiendo condiciones…

“De la Hoya es el retador, él debe salir primero… replicó cuando el director de encuentos le ordenaba que avanzar al ring. ¡Y así fue!. “Él era la estrella, pero yo era el campeón”, subraya el mejor boxeador que haya nacido en la Madre Patria.

Pero mejor escuchémoslo de él mismo. #VIDEO:

#Boxeo / #WBCTalks / #España / #JavierCastillejo