#JC es el Pedro Infante del #Boxeo; este sábado ofrece otra exhibición con “Travieso”

Hermosillo, #Sonora

Es impactante el cariño que le rinden los mexicanos a Julio César Chávez González, aficionados y no al boxeo. Todo mundo cae rendido ante el embrujo de la aureola de héroe boxístico y de la vida que le cubre.

Tal parece que haber superado la pesadilla que vivió atrapado en las drogas, es un extra a las sensacionales victorias que obtuvo sobre cuadriláteros en las décadas de los 80 y 90.

Por eso a sus casi 60 años sigue produciendo dinero desde el ring, ahora con simples exhibiciones antes impensadas.

En donde se detiene el gran JC provoca tumultos, jóvenes, señores, señoras, niños. Todo mundo quiere al menos estrechar su mano. Ya la selfie o el autógrafo son gran botín para los fanáticos.

Porque los mexicanos le tienen un gran cariño, se dice que JC es el Pedro Infante del Boxeo.

Chávez se encuentra en esta ciudad para ofrecer una revancha de exhibición a Jorge “El Travieso” Arce. Y aunque es sólo eso: exhibición, los sonorenses no se quieren perder el reencuentro con “El Travieso”.

Este viernes, en la ceremonia de peso, en una repleta Galerías Mall, y ante los gritos eufóricos de “¡Chávez!, ¡Chávez!..”, “JC” y el “Travieso” cumplieron el trámite de la báscula, que no se dio a conocer por ser pelea de exhibición y no está condicionado a un peso límite.

De esta forma todo quedó listo para su segunda encerrona en un ring. Habrá que subrayar que Chávez presenta problemas en el tabique de la nariz como consecuencia de las adicciones que afortunadamente superó una década atrás; el asunto es que es un punto muy frágil que pone en riesgo la integridad de Chávez.

La exhibición implica pelear con concha, careta y guantes grandes para disminuir el riesgo. La pelea se transmitirá, esta vez sí, por Azteca 7.

Baste con disfrutar esos chispazos de la clase que aún le sobra.