La devoción del gran Héctor Suárez al #Boxeo y al “Mantequilla” Nápoles, en voz del #PelónGomís

En #WBC Talks, platicó con Mauricio Sulaimán sobre la pasión del multifacético actor por el deporte de los púños.

Fascinante conocer el lazo que unió al gran actor Héctor Suárez con el boxeo. Don Héctor fue, como muchos somos, un loco del boxeo y heredó esa pasión a su hijo, Héctor Suárez Gomís, quien nos habló de esos sábados consagrados a la arena Coliseo o a cuadriláteros internacionales que tuvieran a grandes exponentes del pugilismo mundial.

Suárez Gomís estuvo con Mauricio Sulaimán en el Round 56 del WBC Talks. Ahí nos contó con gran fervor de la relación que lo unió con su papá, el autor de tantos y tantos personajes que invadieron las pantallas de cine y de televisión a finales del siglo XX.

“El Mil Usos, “El Tirantes” de Lagunilla Mi Barrio, “El Flanagan”, “El No Hay”… Tantos y tan divertidos que retrataron al mexicano tan corriente como común . “El Picudo”, “El Padre Amaro”, “Doña Zoila”, “El Ta’difícil”, «El Destroyer»… todos esos que nos mostraban tal cual somos.

El Héctor Suárez de la crítica ácida a los políticos, admirador como fue de “Palillo”, a quien reconoce como su inspiración para iniciarse en este arte que combina la comicidad con la ironía fustigadora de la clase política.

En el plano boxístico, Héctor Suárez prodigó devoción del pulcro estilo del “Mantequilla” Nápoles y, en menor grado, al temible noqueador que fue Pipino Cuevas.

Se rindió ante los cuatro fantásticos de los años 80: Sugar Ray Leonard, Thomas Hearns, Marvin Hagler y Roberto Durán, aunque él hubiera agregado a Wilfredo Benítez.

Era tal su adicción por el boxeo, que alguna vez pidió al actor y productor Raúl Astor que detuviera la tercera llamada para una obra en la que actuaba hasta que terminara el histórico enfrentamiento entre Salvador Sánchez y Wilfredo Gómez, que atestiguaba desde una televisión en su camerino.

La manera en que Suárez Gomís platicó la afición de su papá por el deporte de los puños fue única, porque la impregnó de cariño, adoración, admiración y ese amor que siente por don Héctor Suárez, que Dios tenga en su Gloria.

Mauricio también habló de algunas coincidencias con Pelón Gomís, que a su vez hizo revelaciones de su paso como comentarista de boxeo en Televisa, pero lo importante es y será la huella que dejó el gran Héctor Suárez en todos nosotros.

Por cierto, al final se propuso cambiar el “¡Queremos rooooock!” del Flanagan por un “¡Queremos booooox!”…

Escuchemos, pues, al Pelón Suárez Gomís… #VIDEO:

#VIDEO / #WBCTalks / #HéctorSuárez