La torta (campeonato mundial #WBC) bajo el brazo del bebé del #Bebé Juárez

#Tokio

Desde la capital de Japón, Saúl “Bebé” Juárez se reporta listo y ansioso para subir a la báscula en unas horas de cara a su compromiso titular con el local Ken Shiro, la madrugada de este sábado, tiempo de México.

Por lo pronto, en la última conferencia de prensa que, en el Hotel Grand Palace, organizó la empresa Teiken Promotions, el retador mexicano reiteró su intención de regalar a sus hijos el cinturón de campeón minimosca del Consejo Mundial de Boxeo.

“Ser campeón mundial es mi máximo sueño, el de mi padre (Raúl Juárez, mejor conocido como “Chamaco López”) y el de mi hermano (Raúl Juárez, el original “Baby”), creo que ya hemos trabajado mucho y por fin llego ese día”, señaló el joven capitalino que presenta marca de 24 victorias, 8 derrotas y 2 empates, con 13 triunfos por la vía del nocaut.

Siempre asistido por Ricardo Maldonado Morales, titular de Producciones Deportivas, “Bebé Juárez reconoció que es una pelea muy especial por el momento que vive en su vida personal. “Llevo varios días sin ver a mi mujer y a mis hijos, en especial al que acaba de nacer, ya quiero que llegue ese día, creo en eso de que los niños traen su torta bajo el brazo, respeto mucho al campeón, pero creo que mi momento ha llegado”.

Por su parte, Shiro (14-0 y 8 KO) se muestra confiado y respetuoso del retador mexicano. “Los mexicanos son grandes guerreros, siempre dan todo arriba del ring, respeto a Saúl pero el título no saldrá de Japón”.

Este sábado (tiempo local), se estará realizando la ceremonia de pesaje oficial, primer rival en común tanto para el mexicano como para el japonés que busca retener el título mundial minimosca del CMB.

  • En la cámara, Finito Yamaguchi.