Levantan la mano al “Gallo” Estrada, en auténtica guerra; “Chocolatito” desdeña trilogía

  • El nicaragüense se dijo decepcionado; ya gané dos, atajó / Pelea cerradísima, pero un juez dio tarjeta de 117-111.

Al final de 12 frenéticos asaltos, dos jueces vieron ganador al mexicano Juan Francisco “Gallo” Estrada sobre el nicaragüense Román “Chocolatito” González, con tarjetas de 115-113, 115-113 y una inexplicable 117-111, para que el mexicano sumara a su título supermosca WBC el campeonato de la WBA.

En el boxeo, al que le levantan la mano es el ganador de la pelea, aunque no siempre sea así. Este combate fue muy cerrado, eso sí.

Como se anticipaba, ya como campeones del mundo ambos, el reencuentro fue una guerra declarada, un concierto de golpes con ambos bien plantados sobre el ring y cambiando uno por otro los lanzamientos del oponente.

Pelea complicada de calificar, aunque sí el centroamericano se pareció imponer en la frecuencia y el daño que ocasionaban sus envíos.

Le pudo haber pesado el primer round que regaló, en un inicio frío, sin lanzar ofensivas. Pero a partir del segundo, los asaltos fueron copia uno de otro: una orgía.

“Chocolatito” prefirió los golpes rectos a la cabeza y también clavó dos o tres buenos ópers, en tanto que el mexicano, campeón mundial en dos divisiones, varió sus ataques a las zonas blandas y a la cabeza.

El trabajo físico de ambos les permitió soportar 12 rounds a todo tren, lanzando y recibiendo castigo a toda velocidad y, en el caso de González, con mucha precisión.

En la entrevista final, aún sobre el cuadrilátero, “Chocolatito” dejó ver poco interés por una tercera pelea, que suena atractiva.

Ya demostré, atajó, y, como hombre de fe que es, dijo que así lo había querido Dios.

Con los analistas de ESPN, remachó que “ya demostré lo que tenía que demostrar; fue una pelea que disfrutamos ambos, pero no sé qué estuvieron viendo (el jurado)”; remachó que él ganó esta pelea que se celebró en el estadio de los Mavericks, en Dallas, Texas.

Se dijo decepcionado y después se consoló él mismo: “Así es el boxeo”…

Por su parte, Estrada resaltó que se le cumplió a la afición con la guerra que se esperaba.

“Gallo” confesó que él pensaba que iba a ser un empate el resultado. “Fue una pelea muy cerrada; antes de la decisión le dije a mi entrenador que iba a ser un empate. Vamos una y una, yo  creo que hacer una tercera pelea sería genial”

Sin embargo, terminó diciendo que primero debe cumplir la pelea obligada con el tailandés Srisaket Sor Rungvisai y que le gustaría cerrar este 2021 completando la trilogía con “Chocolatito” González.

#BoxEnEstaEsquina #Boxeo #MatchroomBoxing #WBABoxing #GalloEstrada #ChocolatitoGonzález / * Imágenes: FB Matchroom Boxing