Luis Hernández aprovecha cuarentena para afinar su técnica boxística

El campeón Continental de las Américas del Consejo Mundial de Boxeo (WBC, por sus siglas en inglés), en la escala de peso superligero, el chihuahuense Luis “Matador” Hernández, es de las personas que sacan ventajas de las adversidades, se tal forma que la cuarentena le cayó como anillo al dedo para pulir su técnica.

Si bien es cierto que muere en deseo por volver ascender a un encordado, Hernández es responsable y respetuoso de las indicaciones sanitarias ante la situación que se vive en nuestro país.

“Estamos guardados en espera que se levante la cuarentena y poder tener fecha para volver a subir a un encordado”, dijo el joven monarca Continental WBC, al explicar que junto a su entrenador Rodolfo “Picos” Montes trabajan a fondo en la corrección y perfeccionamiento de su técnica y golpeo.

“Estamos tratando de perfeccionar un poco más la técnica y la movilidad de piernas, que es en lo que nos falta desarrollar más” admitió y añadió que su deseo es volver a la actividad y defender por primera ocasión el título que conquistó el pasado 7 de marzo en Parral, Chihuahua, donde noqueó en tres episodios ante colombiano Placido Ramírez.

“Trato de hacerlo bajo las reglas, porque nos gusta estar sanos y mi vida tiene que seguir igual, sólo que sin salir. Hago ejercicio en casa, ahora puedo disfrutar más de casa y sabemos que si queremos terminar con esta pandemia es hacer caso y resguardarnos”,  comentó.

Con récord profesional de 21-0, y 19 triunfos por la vía del nocaut, el “Matador” Hernández tuvo la oportunidad de disputar una pelea este año, lo que no muchos de sus compañeros de profesión. No obstante,  confía volver pronto al ring y seguir su camino rumbo a su sueño, ser campeón mundial, pero antes sigue su trabajo de acuerdo a las recomendaciones sanitarias.

Bajo las órdenes del entrenador Rodolfo “Picos” Montes Herrera (entrenador), y su representante Vicente Ruiz, Luis “Matador” Hernández suma dos títulos en su incipiente carrera, pues antes fue campeón Juvenil superligero del WBC, tituló que expuso en una ocasión.