Más madura para desempate ante “La Joya”, “La Niña” Gómez regresó a Cancún

#Cancún

Después de siete semanas de concentración en la Ciudad de México, Yesenia “La Niña” Gómez regresó este miércoles a su Cancún, donde la noche del sábado próximo enfrentará a la campeona minimosca del Consejo Mundial de Boxeo, Esmeralda “La Joya” Moreno, en pelea de desempate con la corona en juego.

Cerca de la una de la tarde, “La Niña” apareció en la sala de espera. Su rostro, sonriente. Su ánimo, triunfalista. Su físico, potente. Y ella, segura de que el sábado será la ganadora y coronará su sueño de convertirse en campeona del mundo en el “Grand Oasis Cancún Hotel”, sede de la promotora Cancún Boxing que dirige el empresario local Pepe Gómez..

“Qué bonito es regresar a casa, ya extrañaba estar aquí. Estoy súper contenta por estar de nuevo en mi ciudad natal, debo confesar que fue la primera vez que estuve lejos por tanto tiempo y aunque no me crean, ya extrañaba el calorcito. Estoy feliz, porque creo que se logró el objetivo, que es estar bien preparada para la pelea”, indicó.

Yesenia se sometió durante siete semanas a las exigencias del mánager Rubén Lira. Se alejó casi dos meses de sus familiares y amigos. Y aunque a estas alturas no hay distancias que no se arreglen con un teléfono celular, siempre la ausencia física es importante.

“Estar fuera de casa y muy lejos es fuerte, pero la verdad es que obtuve una gran experiencia benéfica para mi carrera. Tuve muchos aprendizajes y cuando valoras muchas cosas, porque como persona siento que maduré y crecí un poco más. Y con pequeñas cosas uno puede lograr grandes resultados”, comentó.

“Me siento muy contenta y motivada, aún no me llegan los nervios; yo sé que eso llegará, es algo normal. Sin embargo, sé que pasará; por ahora estoy más mentalizada en la pelea del sábado y que ese día me consagre como campeona mundial, tengo todo lo necesario para lograr el objetivo”, añadió.

“La Niña” sería la primera dama cancunense que conquista un cetro universal. En varones, ya antes Rudy López y Miguel Berchelt lo han logrado.

Antes de retomar su concentración, ahora en el Grand Oasis Cancún, la peleadora visitó a sus papás y aprovechó para realizar un poco de ejercicios de soltura.

Sobre su estancia en Ciudad de México, dijo: “Estoy muy contenta con toda la gente que me trató de maravilla, agradezco porque sé que llegué con mejores armas para ganar. Estar lejos de mi ciudad me ayudó a madurar y entender que en este deporte son importantes los sacrificios y a mí me tocó esta vez, y por eso voy a ganar el sábado”.