OPINIÓN: #CaneloJacobs, simulacro; la muerte lenta del boxeo actual

(Por considerarlo atinado, aquí publicamos el comentario que subió a sus redes sociales el agente internacional y buen amigo Sergio Sotelo. La suya es una voz autorizada)

 

Por Sergio A. Sotelo / OPINIÓN

El Boxeo del más alto nivel mundial desgraciadamente está teniendo una muerte lenta pero segura.

¿Por qué?

La falta de hambre.

Cuando llega una empresa (DAZN) y firma a un peleador por 365 millones de Dólares por 11 peleas, ¿qué se puede esperar de ese super estrella?.

Hay 2 opciones:

1) Desquitar ese dinero dando buenas peleas para los aficionados, con el riesgo de perder o salir lastimado.

o

2) Cuidarse lo más posible y cumplir las 11 peleas.

Ya el super estrella no tiene más por qué luchar, ya le resolvieron su futuro y el de generaciones que vengan después de él.

No juzgo su decisión, ya que tendría que estar en esa situación para comprender también la naturaleza humana.

Simplemente pienso que este tipo de ofertas, si se siguen haciendo con otros super estrellas de boxeo, van a matar el buen boxeo y sólo veremos simulacros o casi sparring como, el que vimos (#CaneloJacobs) ayer.

Si esto es el futuro del boxeo, sólo sugeriría se pusiera una cláusula en donde se le exigiera al peleador entregarse y dar peleas dignas a los aficionados, o si no: se cancele el contrato. Los que pagan son los aficionados.

Lo que vimos ayer (el sábado) es sólo la continuación de lo que ya hemos visto en otras peleas de altísimo perfil.

Siempre el mismo protocolo, salir y decir hasta lo que no del rival, hasta mentadas de madre por ahí, fingir provocar un supuesto enfrentamiento en el pesaje y prensa.

Llega la pelea y no hay más que respeto por el rival y falta de entrega.

Recuerdo cuando (Julio César) Chávez decía que iba a destrozar a (Greg) Haugen por hablador y subía y lo hacía, se entregaba a su público.

También aquel pesaje en donde (Marco Antonio) Barrera y (Erik) Morales se trenzaron a golpes y después nos dieron 3 memorables batallas.

¿Dónde esta eso en el boxeo actual?

No hay entrega, orgullo y honor como antes.