#ReyMartínez, al mural “Orgullo Chintololo” que exhibe a lo más destacado de #Azcapotzalco

#CDMX

En la Avenida Azcapotzalco casi esquina con Manuel Acuña, desde hace 42 años “El Fogón de los Chintololos” deleita el paladar de los habitantes de Azcapotzalco y alcaldías o municipios circunvecinos; lo atiende personalmente el chintololo mayor, Ricardo Hernández Carranza, miembro de una familia descendiente de tapatíos, que nació y creció en la ahora alcaldía Azcapotzalco.

Don Ricardo inició hace más de cuatro décadas lo que se conoce como el “Orgullo Chintololo”, algo así como un salón de la fama con decenas de fotografías que exhibe a lo más destacado que ha aportado este barrio a México y el mundo, lo mismo empresarial, artística o deportivamente.

En ese muro de la inmortalidad, junto al sensacional Israel “El Magnífico” Vázquez y muy cerca del fantástico José José, en breve aparecerá la fotografía y el calzoncillo autografiado de Julio César “Rey” Martínez, flamante campeón de peso mosca para el Consejo Mundial de Boxeo, que el pasado jueves realizó una visita al negocio de este entusiasta personaje que mantiene sus puertas abiertas cuando se trata de apoyar el deporte.

Con toda esa carismática áurea que lo cubre, el nuevo rey mosca del WBC llegó en compañía de su entrenador, Mauricio Aceves, con quien se mantiene invicto en el terreno de paga en 15 combates.

También le acompañaron personas que han estado a su lado en los momentos más difíciles, como son Arturo Reséndiz y Miguel Ángel Moraga Arteaga, tepiteños adoradores del barrio que no se cansan de expresar su disposición por terminar con el estigma de perversión y maldad que envuelve al barrio bravo.

Con otros amigos, como Sergio Yáñez, Omar Cruz y Ernesto Pérez, “El Rey” recorrió esas paredes en las que figuran personajes destacados de Azcapotzalco, como los futbolistas Cuauhtémoc Blanco y Juan Hernández; los boxeadores Joaquín Rocha (medallista olímpico) y Nicolás Morán, excampeón Nacional welter de los años 50. Y hasta la Cuétara, famosa marca de galletas que se asienta en esta jurisdicción.

O, cómo no, el siempre llorado Príncipe de la Canción, José José, que destaca en medio de del mural que también expone a las familias Hernández Carranza y los primos tapatíos Plascencia, destacados jugadores de futbol.

“Rey” Martínez compartió pasajes de su niñez en la colonia Pro Hogar. Recordó que llegó a cinco finales de Guantes de Oro en la Ciudad de México; se coronó cuatro y perdió una quinta, para completar 250 peleas en el terreno amateur, con 20 derrotas.

Al tiempo que estampaba dedicación y autógrafo en uno de sus calzoncillos al “Orgullo Chintololo”, recordó que cuando empezó a entrenar en Tepito fue que conoció a Arturo Reséndiz y Mickey Moraga, sus ángeles de la guarda con quienes sostiene una gran relación de amistad.

 

La lealtad fue otro de los interesantes puntos que tocó el dicharachero y siempre ocurrente “Rey” Martínez. En ese sentido reiteró su fidelidad eterna a Mauricio Aceves como entrenador y a Clase y Talento y Eddy Reynoso, como empresa y representante.

Con su equipo de trabajo, “Rey” iniciará la próxima semana su concentración con miras a su primera defensa de la corona mundial, para lo que viajará a Guadalajara para reunirse con Eddy Reynoso, entrenador de los también campeones del mundo Óscar Valdez y el inmenso Saúl “Canelo” Álvarez.

Compartimos las fotografías de su visita al Fogón de los Chintololos.