Saúl Juárez se sabe en deuda con su familia; va por Ganigan López este #Viernes, en #CDMX

Saúl “Baby” Juárez (25-9-2 y 13 KO) reconoce que la pelea de este viernes frente a Ganigan “Maravilla” López (35-9 y 19 KO) por el título Latino minimosca del WBC será un duelo de estrategias, en la función que presenta la sociedad All Star Boxing y Producciones Deportivas, con transmisión de Telemundo Deportes y WASSSPORT.TV, desde el Auditorio Blackberry de la Ciudad de México.

“Va ser una pelea de ajedrez, literalmente. Mucha estrategia, principalmente hay que trabajar fuerte porque uno quiere avasallar, uno quiere ganar, los dos sabemos de las condiciones del uno y del otro. Sé que es un peleador difícil, zurdo, que no es un peleador fácil, le gusta pensar arriba del ring”, explica Juárez.

Conforme se vayan presentando las cosas “la estrategia irá cambiando arriba del ring. Yo creo que el que presione un poquito más al rival y veamos donde flaquee, ahí es donde debemos de aprovechar”.

Luego de disfrutar de su familia y su hijo algunos meses, se declara “física y mentalmente más tranquilo, ya me siento apto para otra oportunidad (de título del mundo), a lo mejor no fue mi momento en ese entonces, el destino también influye, mi familia con mi esposa, mi hijo, mi padre y mi hermano, mi otra familia, me apoyan y eso nos tiene al pie del cañón”.

Como padre de familia y con dos hijos ya, se siente en deuda con sus pequeños porque “quiero ser una persona importante, quiero ser un campeón del mundo para que ahora que mis hijos crezcan digan ‘mi padre fue campeón del mundo’, cosa que es difícil porque no es cualquier cosa. Se lo debo tanto a mis hijos como a mi familia, también a mi padre y a mi hermano que me han estado apoyando, principalmente a ellos”.

Al pasar las peleas y las oportunidades “creo que solo falta ese último jalón, llegar a ser alguien importante en la vida y demostrar que la familia Juárez es campeón del mundo, ser un campeón duradero y demostrar que somos de buena madera”.

“No se deben perder esta pelea porque es casi una escala de título del mundo. Es la pelea importante, aquí es la clave de tener otra oportunidad, que es lo que uno busca” y advierte: “Ganigan eres un buen peleador, pero vengo con todo el corazón porque tengo que ganar, vengo a ser mejor que tú, yo sé que no va a ser cosa fácil, pero para eso estoy trabajando”.

Finalmente, y tras analizar 14 años de carrera profesional “creo que el boxeo me lo ha dado todo, me ha quitado muchas cosas como estar con mi familia, mis hijos, mi esposa, pero he tenido recompensas también”.

* Con información de Producciones Deportivas y All Star Boxing / En la cámara, Pablo Lozano. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: