Saúl Juárez sentencia en #Tokio que terminará el año como monarca #WBC

#Tokio

El pasado martes, en Teiken Boxing Gym de Tokio, el mexicano Saul “Baby” Juárez (24-8-2/13KO y con 27 años de edad) sostuvo un entrenamiento para la prensa especializada de cara a su enfrentamiento contra el invicto japonés-kiotoense Ken Shiro (14-0/8KOs y 26 años), quien hará la quinta defensa de su título el próximo 30 de diciembre en Ota City General Gymnasium de Tokio.

La función “Fuji Boxing 2018” será organizada por Teiken Promotion de Tokio y ofrece tres campeonatos mundiales: el de peso superpluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) entre el campeón y el japonés Masayuki Ito contra su retador ruso Evgency Chuprakov, y el peso gallo interino del CMB vacante titulo entre el japonés Takuma Inoue y el tailandés Petch CP Freshmart.

En el Teiken Boxing Gym, Saúl Juárez, un peleador de baja estatura (1.53 metros contra los 1.64 centímetros de Ken Shiro), hizo manoplas con su padre Raúl Juárez, demás de que le pegó al costal. Juárez tiró gran variedad de rápidos golpes cortitos.

Manoplas.

En Teiken Boxing Gym, Saúl Juárez sostuvo una conferencia de prensa acompañado de su promotor Ricardo Maldonado Jr. y su padre, Raúl Juárez.

El desafiante mexicano, quien llegó el lunes a Japón tras un largo viaje de 14 horas procedente de México, dijo encontrarse “en buenas condiciones físicas, sin problema por la diferencia de horario entre Japón y México. Ya estoy listo y atento para mi pleito contra Ken Shiro. Esta es mi segunda oportunidad mundial y tendré éxito, aprovechando mi primera experiencia por título mundial”.

Su primer chance mundialista tuvo lugar en Tailandia en agosto de 2016 cuando fue derrotado por decisión por el imbatido tailandés Wanheng Menayothin (Chayaphon Monsri, ahora 52-0/18KOs) por título mínimo del CMB.

También se debe anotar que en 2014, en Filipinas, Juárez sostuvo una pelea eliminatoria a 12 rounds para sacar el retador al campeón mundial minimosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y perdió por decisión al filipino Milan Melindo.

El llamado “Bebé” Juárez opina de Shiro: ” es un boxeador muy talentoso y es famoso, no sólo en Japón sino también en el extranjero. Vengo con muchas esperanzas de vencer a Shiro, por eso al tener esta oportunidad, mi corazón se encuentra vivaracho, con esperanza e ilusión. No puedo menos de ponerme con la motivación muy en alto para vencerlo con base en mi velocidad manteniendo mi distancia favorita”.

El mexicano, de la empresa Producciones Deportivas, demuestra seguridad en sí mismo y recalca que peleará con sangre fría y un boxeo agresivo.

Juárez subraya que está determinado a terminar este 2018 como nuevo rey minimosca del CMB y que el cinturón del WBC será el regalo para sus dos hijitos en el día de Reyes Magos, el 6 de enero.

  •  Con información de Hisao Adachi, corresponsal de Notifight.com
  • En  la cámara, Naoki Fukuda 
A %d blogueros les gusta esto: