Se acabaron 4 semanas de futbol; Francia es bicampeón, después de golear a Croacia

Un mes de futbol. Jugadas increíbles. Errores infantiles. Genialidades. Un Mundial, el de Rusia 2018, monótono, cansado. Cuatro semanas… ¡qué flojera!

Son los tiempos modernos. Es la televisión.

Como sea, Francia jugó este domingo de quincena su tercera final en un campeonato mundial de futbol. La jugó y la ganó a la sorprendente Croacia, que luchó hasta donde pudo. Marcador: 4-2. Sepultante.

La estrella es Kylian Mbappé, chavo de 19 años de gran potencia que ahora debe estar valuado en millones de euros.

Francia se lleva la Copa del Mundo, pero Croacia se queda con el reconocimiento mundial, qué gran selección, qué entrega de sus jugadores.

Es el futbol y su justicia. Y su injusticia. Francia de puso temprano con ventaja de 1-0 después de un autogol de Mario Mandzukic. Alcanzó el 2-0 en discutible tiro penal.

Los franceses tuvieron ocho llegadas y marcaron 4 anotaciones.

Infantil y estúpido error del portero galo,

Los franceses hicieron valer su contundencia luego de generar solo ocho ocasiones de gol; sin embargo, fueron capaces de marcar en cuatro de ellas, de las cuales una fue de penal y otra por un autogol del atacante croata Mario Mandzukic.

En el estadio Luzhniki en Moscú, le tomó 18 minutos  Francia irse al frente cuando el atacante francés Antoine Griezmann cobró un tiro libre que fue desviado por el delantero croata Mario Mandzukic.

Los croatas decidieron volver desde atrás como lo hicieron a lo largo de todos los partidos de eliminación directa y 10 minutos después empataron los cartones, gracias a un gran gol del delantero Ivan Perisic, quien tomó un rebote y mandó un zurdazo impresionante.

Parecía que se venía la remontada de los Vatrenis, pero Griezmann dictaminaría lo contrario cuando marcó desde los 11 pasos el 2-1, después de que el árbitro argentino Néstor Pitana indicó un penal ayudado del Video Asistente Arbitral (VAR).

Después del descanso, Croacia continuó en el mismo tenor metiendo a los franceses en su propio campo; sin embargo, Francia, como el equipo grande que es, “dio un golpe en la mesa” y aprovechó una desatención de la zaga rival en la que Paul Pogba le pegó desde afuera del área para ampliar la ventaja.

El joven atacante francés Kylian Mbappé replicó lo hecho por su compañero Pogba, probó al arquero croata Danijel Subasic desde afuera del área y este no tuvo reacción, con lo que encajó el cuarto gol en su cabaña.

Todo parecía escrito, pero Mandzukic estaba dispuesto a “lavar” su error y fue a pelear un balón perdido, el cual hizo bueno al ocasionar que el arquero francés Hugo Lloris no pudiera despejarlo; se lo robó y puso un 4-2 definitivo que le dio la victoria a los galos.

Con este resultado, Francia obtiene su segunda Copa del Mundo y catapulta a su técnico Didier Deschamps a los anales de la historia, al ser el tercer jugador y entrenador que campeona con su selección, como lo hicieron en su momento el brasileño Mario Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer.

A %d blogueros les gusta esto: