Secretos (I) / Fernando Beltrán: trabajo, fortuna, actitud positiva y agarrar al toro por los cuernos

#CDMX

Sobre todo la nueva generación de aficionados al boxeo desconoce cómo se dieron los inicios de Fernando Beltrán Rendón en el mundo del boxeo. No les tocó vivir ese resurgimiento luego de la crisis en que estaba sumido el pugilismo nacional a raíz de que, ante la mala calidad de peleas que presentaba Promebox, Televisa y Grupo Modelo decidieron botar al entonces decadente negocio.

Son muchos los que reclaman la paternidad en el retorno del boxeo a las pantallas caseras. Lo cierto es que quien lo cristalizó fue Beltrán.

Así lo recordó en su plática con reconocidos reporteros de medios nacionales y digitales, como José Luis Camarillo (Esto), Chava Rodríguez (ESPN), Jéssica Montoya (Afición/Milenio), Diego Martínez (Reforma), David Torres (Notimex) y quien esto escribe (Arturo Contreras), a quien por cierto invitó a su primera cartelera de campeonato del mundo, cuando Alberto “Ratón Jiménez expuso y conservó el campeonato mosca de la WBO frente al africano Zolile Mbityi, en octubre de 1995 en Tijuana.

Antes de revelar los secretos que lo llevaron la cima, Beltrán se dijo «muy orgulloso de voltear y saber» que con el equipo que comanda en Zanfer hicieron posible ese rescate, pero admitió que eso implica no dejar de trabajar con intensidad y responsabilidad, levantarse día a día pensando en ser mejores.

Admitió cuando se inició nunca imaginó el éxito que alcanzaría. «Siempre he tratado de dar lo mejor de mí y lo mejor de mi equipo, siempre con actitud positiva y agarrando al toro por los cuernos».

Mencionó al promotor Bob Arum y al desaparecido presidente del Consejo Mundial de Boxeo, don José Sulaimán, como sus grandes maestros.

«Me sigo emocionando lo mismo con un campeón del mundo que con un peleador de cuatro rounds. Y no, nunca pensé ser tan afortunado, cambiar la vida de muchos boxeadores que han depositado su confianza en mí».

PRESUME AMISTAD CON TODOS SUS REPRESENTADOS

También se declaró muy halagado de que la afición mexicana le da su respaldo y los boxeadores le otorgan su confianza para manejar sus carreras.

Son 13 años en los que, con el respaldo de quienes Beltrán llama “mis socios estratégicos”, han manejado ya a 56 campeones del mundo, de entre quienes destacan Erik “Terrible” Morales y Juan Manuel Márquez, dos salones de la fama, aunque a la aparición del coronavirus obligue que este último deba esperar hasta 2021 para ingresar al Lecho de los Inmortales en Canastota, Nueva York.

“Inicié muy joven por amor al deporte. Siempre quise ayudar en su desarrollo a deportistas”, mencionó el ahora consolidado hombre de negocios y precisó que “Pistón” García (amateur) y Julio César Herrera fueron los primeros púgiles que apoyó.

No dejó de agradecer la confianza que le brindaron José “Olivaritos” Morales y Erik “Terrible” Morales, padre e hijo, que a la postre se convirtió en la primera dupla entrenador-boxeador de campeones del mundo que manejó.

Rememoró que empezó con su promotora ante la necesidad de darle movimiento a sus boxeadores. “Aprendí rápido”, festejó.

Este episodio lo cerramos con la frase que manejó con todo orgullo: “No he perdido la amistad de ninguno de los peleadores que he representado … no muchos pueden decir lo mismo”.

  • En la cámara, Zoom / Pablo Lozano / Internet.

#Zanfer / #Azteca7 / #WBC / #Tijuana