¡Vamos bien y viene lo mejor!, emotivo arranque de The White Collar Promotions

  • Entre cabezazos e inactividad, “Jano” Jiménez venció al “Suavecito” Paredes, en la estelar del cartel que marcó el retorno del box a la exclusiva Lomas de Chapultepec / Max Lacierva ligó tercera victoria ¡y de qué manera!

#CDMX

El celayense Alejandro “Jano” Jiménez se alzó con la victoria en emotivo enfrentamiento con Alberto “Suavecito” Paredes, en la pelea principal de la cartelera “¡Vamos bien y viene lo mejor!” que marcó el inicio de temporada 2021 de The White Collar Promotions en la WCBC Arena / Palmas 530, en la exclusividad de Lomas de Chapultepec.

La función a puerta cerrada, fue sancionada por la Comisión de Box de la Ciudad de México y cumplió con los protocolos sanitarios establecidos por las autoridades capitalinas en esta época de Covid-19.

Hay que subrayar los patrocinios de Empacadora El Fresno, Un Hogar una Despensa; Rice Despensas, Mazapanes Cerezo y Dulcipan Don Toño.

El guanajuatense Jiménez mostró más combatividad y eso fue premiado con la decisión unánime de los jueces (92-99, 93-97 y 93-97), aunque también se debe condenar la actuación del réferi Alfredo Uruzquieta, que permitió sistemáticos cabezazos del enfermero-boxeador, golpes ilícitos  que cumplen con dos objetivos: dañar el rostro del contrario y frenar su confianza para lanzar ofensivas.

“Suavecito” Paredes volvió a subir a un ring 13 meses después de su cerrada derrota en Ecatepec frente a Luis Vidales. Se notó. Su distancia no era la mejor, como lo demuestran la gran cantidad de golpes que se perdieron en el aire. Cierto. Como sea, cumplió con gran actuación en este retorno después del accidente que sufrió en su motocicleta.

Los que salieron ganando fueron los miles de espectadores que siguieron la función por el canal de Youtube TheWhiteCollarBoxingClubMéxico, con gran producción que enmarcó la narración de los conocidos analistas Eduardo Camarena y Ricardo Mares.

Se presenció un  gran enfrentamiento, con “Suavecito” y “Jano” trenzados en una pelea sorda, de permanente intercambio y en la que el alumno de Jorge Lacierva, Paredes, mostró grandes avances en su defensiva. Pero sí: en el box se gana conectando golpes.

Antes del intercambio de puñetazos entre Paredes y Jiménez, el campeón mosca del WBC, Julio César “Rey” Martínez, le deseó suerte en sus respetivas esquinas, lo que fue otro de los aciertos en “¡Vamos bien y viene lo mejor!”, ahí en medio del glamour de la zona más exclusiva del país donde asienta su feudo la empresa de los promotores Ricardo Cerezo y Jorge Lacierva.

Y EN EL RESPALDO…

En las peleas de fondo, Alan Piña regresó con victoria unánime sobre José Alberto “Pecas” Hernández, que se rifó 6 asaltos de constantes intercambios de golpes en el peso pluma. Las tarjetas terminaron con 59-55, 60-54 y 59-55.

Ulises “Domador” Suárez se batió 6 cerrados capítulos con el mexiquense Flavio César Valverde, en peso superpluma. La pelea fue de dominio alterno, en la que lo mismo vimos a uno o a otro caminar sobre piernas vacilantes. La cerrada contienda se reflejó en las anotaciones del jurado: 58-56, 58-57 y 58-56.

En peso gallo a 6 rounds, Viridiana Cotija obtuvo clara victoria sobre Ivoon “La Chiquita” Rosas, que reaparecía después de cinco calendarios sin actividad.

La técnica de la chica entrenada por Guillermo Becerril, Viri, se combinó con la combatividad y oficio de Rosas, que confesó su intención de bajar a peso mosca. El jurado coincidió: 60-54 a favor de Cotija.

ESPECTACULAR NOCAUT DE LACIERVA JR.

Si algo hay que destacar esta noche es la manera como Lacierva Jr. (3-0-0, 1 KO) resolvió un problema que parecía venírsele encima. En menos de dos capítulos, Max puso fuera de combate a Leonardo Efrén Villegas, que en el primer asalto sobrevivió a los ópers con buena técnica que conectó el nieto del ex púgil Nicandro Lacierva, iniciador de esta dinastía.

Apenas iniciado el segundo campanazo,  a Villegas no le fue posible sobrevivir a una huiracanada y furiosa cadena de golpes que se inició con el 1-2 y siguió con óper y gancho derecho y más… obligando al réferi Uruzquieta a detener el combate a los 45 segundos.

Y el pleito que abrió las acciones fue tan sensacional como el que las cerró. David “El Gladiador” Ramírez se fajó tres parejos asaltos con Edwin “Agüitas” Barrientos, pero en el cuarto episodio impuso su mejor técnica y resolvió por nocaut técnico al 1.50 segundos.

Encendió así el cuadrilátero de Palmas 530, en la vacía WCBC Arena…

#BoxEnEstaEsquina #Boxeo #WCBCArena #TheWhiteCollarPromotions / * En la cámara, Alma Montiel.