Víctor Cota: 66 años con boleto de ring side en la historia del #Boxeo; #WBC le rendirá homenaje

  • Abogado de profesión, periodista por elección y especialista de #Boxeo por pasión.

La historia del box en México tiene un nombre: Víctor Cota León. Historiador pero también experto. Conocedor absolutamente imparcial, sin compromisos, no de esos “queda bien” que emiten juicios buscando beneficios o pagando algún favor.

Como reconocimiento a sus 66 años ejerciendo el periodismo, el Consejo Mundial de Boxeo le ofrecerá un homenaje a quien nació en La Paz, Baja California Sur hace 85 años, es abogado de profesión, periodista por convicción y especializado en boxeo por pasión.

A propuesta del también periodista Fernando Schwartz, Cota León será objeto de un reconocimiento por parte del organismo verde y oro, del que por cierto también forma parte y se ufana de ser, junto con el periodista Alberto Reyes, únicos sobrevivientes de aquella reunión que el 14 de febrero de 1963 dio vida al Consejo Mundial de Boxeo.

“Fue el 14 de febrero de 1963 a la una de la tarde”, recuerda con esa memoria privilegiada que le da para recordar fecha, sede y detalles de hechos históricos en los cuadriláteros.

“LOCO DEL BOXEO”…

Don Víctor se define como un “loco del boxeo” desde edad temprana. Baste contar dejó La Paz para continuar con su estudios de Preparatoria en el entonces Distrito Federal, a donde arribó el 9 de enero de 1952 y lo primero que hizo fue tomar un taxi que lo llevó al número 77 de la calle Perú, en el primer cuadro, para conocer la Arena Coliseo.

“Quería conocer cómo era por fuera y por dentro, pero estaba cerrada”, recuerda. Pero sin pensarlo, llevado por esa desbordada pasión por todo lo que tuviera que ver con guantes y golpes, abordó otro taxi para llegar al gimnasio Jordán, el viejo que estaba en el Salto del Agua.

No olvida que estaba ahí entrenando para una pelea, atendido por el mánager Lupe Sánchez, el campeón mundial Manuel Ortiz. “Había muchos (personajes) que sólo conocía por foto: Lupe Sánchez, Canseco…”.

Tampoco olvida que la primera función que presenció en vivo dentro del embudo de Perú 77; en la pelea estelar Raúl “El Cachorro” Herrera perdió por puntos en 10 asaltos frente al beliceño Ludwig Lightburn. Sucedió el 28 de febrero de 1952.

Una vez graduado en Derecho por la UNAM, don Víctor Cota se dio cuenta de que había errado la carrera y, con el box como el amor de su vida, se inclinó por “comprar boleto de ring side” en la historia del pugilismo, recurriendo al periodismo como “oficio” -aunque resalta que es una gran profesión, lo considera oficio por “lo mal pagado que es”.

 Cuenta el profesor que empezó a trabajar al lado de don José Sulaimán antes de que llegara a la presidencia del Consejo Mundial de Boxeo (diciembre 5 de 1975, en Túnez) y, desde entonces, inició esa doble (y hasta triple) vida laboral que todos los periodistas debemos tener para conseguir ingresos más o menos decentes.

Laboró en los diarios La Afición (36 años), Esto (8 años)…

-¿Y revistas?, se le cuestiona.

-En todas, responde con esa seguridad de un hombre que está más allá del bien y del mal, que tiene la credibilidad suficiente para que sus juicios sean tomados con seriedad.

Y enumera: Nocaut, Box y Lucha, Arena de Box y Lucha, Estrellas del Deporte… A ésta última le tiene especial añoranza, ya que le perteneció y goza aún de esas ganancias que le dejó. También colaboró para Televisa en la sección digital.

Don Víctor Cota es una enciclopedia del boxeo, pero igualmente de la vida. Escribió un libro referente a la estupidez. Sus consejos han formado a decenas de periodistas e historiadores de boxeo y a muchos nos sigue guiando por la vida.

Ya nos saboreamos ese MUY MERECIDO homenaje…

* En la cámara, Alma Montiel.