Vida sana y aceite de almendras, el secreto de Susana Dosamantes

Susana Dosamantes… ¡señora! Preciosa, a sus siete décadas. Piel tersa y hermosa. De los rostros más preciosos en la historia de México.

Sin preocupación, revela su secreto, que no es más que una limpieza profunda en el rostro. Nada de cremas carísimas o difíciles de conseguir. Susana, quien es parte del elenco de la obra Hijas de su Madre, suele aplicarse aceite de almendras en la cara y pasa una toallita con agua para evitar la sensación grasosa.

“Ya soy abuela de dos nenes (Andrea Nicolás y Eros, hijos de Paulina Rubio), pero primero que nada, no fumo y no bebo mucho; chelas, de vez en cuando, pero en general llevo una vida sana”, aseguró.

“Aparte de eso, no me echo muchas cosas en la cara más que un maquillaje normal, pero regularmente uso mucho aceite de almendras, agua y jabón”.

La contaminación, agregó la actriz, es un enemigo del cuidado de la piel por eso es importante desmaquillarse antes de ir a dormir.

Otro truquito que usa Susana es que, por lo menos dos veces al día, se da un masaje en la cara.

“Tengo una amiga dermatóloga que me dice que hay que darle masajito a la cara, yo lo hago todos los días, en la mañana y en la tarde, quizás eso ayuda también, realmente no sé cuál sea la razón”.

A estas alturas de su vida, Susana también le saca la vuelta a las desveladas. Prefiere descansar y darle prioridad a su familia cuando no está trabajando.

“Mi vida está dividida entre mi familia y mi trabajo, soy una gente muy disciplinada, a mí me dan ya mucha flojera las fiestas y los eventos, lo que me gusta es estar con mi familia”, afirmó.

Susana espera con ansia que su familia crezca, más ahora que su hijo Enrique se casó con una abogada española.

“Tengo ahorita dos nietos, a ver que dice Dios y nos manda otro con la nueva unión, lo que sea es bienvenido, además mi nuera es divina, Quique la quiere mucho, yo lo veo muy feliz, es una chica muy linda y con muchos valores”, señaló.

  • Con información de Agencia Reforma