#VIDEO / Con cero riesgo de contagio, el #Box está de vuelta en su versión “nueva normalidad”

  • En la arena #BoxAzteca no hay público ni apostadores, pero sí cronistas estruendosos y analistas mordaces / Sustituyeron de último hora a juez y médico que dieron positivo.

#CDMX

Así es la nueva normalidad del boxeo en estos tiempos de pandemia. Arenas desoladas pero un derroche de producción. Escenario lujoso, con un tipo que no sabe de box pero sí de gritos estruendosos, al centro del ring anunciando los combates.

   

Ya no hay largas filas en taquilla ni seguidores arremolinados en la entrada de la arena. La llegada de los boxeadores se da en soledad. Su mánager, second y el chofer son los únicos que le acompañan en el traslado del hotel a la televisora, en una camioneta previamente esterilizada (o, en palabra de moda: sanitizada).

Pasa filtros sanitizantes. Llega al solitario vestidor y espera la instrucción para recorrer el pasillo al ring. La alfombra es tan roja como desolado el camino.

#VIDEO:

Los gritos de las cronistas y comentarios de los analistas suplen las porras del público y críticas mordaces de los apostadores, condenados a no seguir las acciones en vivo.

Una pantalla gigante muestra a los familiares animando, en acciones pregrabadas y en ocasiones hasta fuera de contexto.

 

Ya arriba del ring, quitando a los boxeadores todos portan cubrebocas, caretas y guantes de látex. El réferi trae una cámara ajustada al pecho para captar acciones nunca antes vistas.

Los jueces anotan desde una cabina apartada. Todos: oficiales de ring, comentaristas, técnicos, boxeadores y personal de limpieza, se sometieron a pruebas anti covid-19. Se dijo que un juez y un médico arrojaron resultados positivos y debieron ser sustituidos.

Los boxeadores no han entrenado al 100 por ciento y no han hecho sparring. El cierre de gimnasios y aislamientos recomendado, obligan a un espectáculo mediano, tirándole a malo.

No es culpa del campeón mundial “Vaquero” Navarrete, tampoco de la empresa Zanfer ni de la televisora o de los derrotados Carlos Ornelas, Alan Piña, Roberto Palomares y Edith Flores.

Fue la primera función con cero riesgo de contagio, como dicta el protocolo de Consejo Mundial de Boxeo. Aplaudamos el esfuerzo por reactivar esta gran industria sin chimenea que da trabajo a cientos de personas.

Las medidas de seguridad para frenar la propagación del Coronavirus (Corona, ¡qué casualidad!, la cerveza a la que el box le debe grandes históricas noches) parecía tener al box contra las cuerdas. Pero no, el box está de vuelta, señores, y cada función será mejor que la anterior, se ajustará más a la añorada, en todos sentidos, vieja normalidad.

#VIDEO:

#Boxeo / #BoxeoAzteca / #WBC / #Covid19 / #CDMX