A sus 48 años, «Yori Boy» pide una pelea más; aquí, sus históricos números

Forjado a base de golpes, con más valentía, voluntad, corazón, fortaleza y carisma, que boxeo técnico o defensivo, Luis Ramón “Yory Boy” Campas es prácticamente el último gran guerrero del boxeo mexicano.

Uno de los 55 campeones mundiales que Promociones Zanfer de Fernando Beltrán ha logrado en más de 25 años de historia de la empresa tijuanense.

Campas  pide una pelea más, una pelea grande de despedida en Tijuana o en su natal Navojoa, para darle fin a una carrera longeva, exitosa, admirable.

El pasado mes de agosto, cumplió 48 años de edad. Cuando se menciona a peleadores longevos que se han mantenido activos y en buen nivel, se manejan los nombres de Foreman, Hopkins, Durán, Holmes, Moore… incluso algunos que no han llegado a los 40 años de edad. A Campas, casi no se le menciona.

Cuando se habla de los mejores peleadores mexicanos de la historia, el consenso general apunta al mejor:  Julio César Chávez, con algunos comentarios hacia otros guerreros del ring que hicieron historia. Pero si gana el “Yory Boy” en su próxima pelea, igualará al propio Chávez como el peleador mexicano con más peleas ganadas en la historia, 108, así como en el noveno lugar en el mundo en todos los tiempos.

En la actualidad, Luis Ramón “Yory Boy” Campas tiene un récord de 107-17-3, con 82 nocauts. Ningún peleador activo tiene más victorias, ni más nocauts y quiere otro combate y otra victoria antes que finalice el 2019 en la ciudad de Tijuana donde vivió grandes momentos de gloria en los noventas.

Además, se ha mantenido activo, aunque no pelea tan seguido. Ha ganado sus últimas siete peleas desde 2014 (peleó dos veces ese año, dos en 2015, una en 2016, no tuvo actividad en 2017, una el año pasado y una vez en este año) y milita en la división Medio.

Debutó en julio de 1987 en Ciudad Obregón. Hace 32 años. Ganó sus primeras 56 peleas en el boxeo profesional .

La gran mayoría de sus combates los realizó en natal Navojoa y su segunda ciudad de adopción Tijuana en donde anhela con despedirse del boxeo profesional con una gran pelea.

Su primera derrota fue hasta 17 de septiembre de 1994, cuando fue noqueado en cuatro rounds por Félix Trinidad disputándole el campeonato mundial Welter FIB. El “Yory Boy” tuvo en la lona a “Tito” en el segundo round.

El 6 de octubre de 1996 tuvo otra oportunidad titular, ahora por el cetro Welter OMB, pero fue derrotado en el quinto round por José Luis López.

Su sueño de convertirse en campeón del mundo lo cumplió el 6 de diciembre de 1997, cuando conquistó el título superwelter FIB noqueando en el octavo round a Raúl Márquez, cetro que defendió en tres ocasiones, hasta que lo dejó en manos de Fernando Vargas el 12 de diciembre de 1998.

Tuvo peleas memorables ante rivales de la talla de Daniel Santos, Oscar de la Hoya, Matt Vanda, John Duddy, Alejandro García, Saúl Román, Marcos Reyes, Rogelio Medina y Gabriel Martínez.

Campas logró un hecho inédito en el boxeo. En peleas consecutivas, en 2009, se enfrentó a papá e hijo. En mayo de ese año, empató a 8 rounds ante Héctor “Macho” Camacho en Orlando, y en octubre perdió por decisión dividida ante Héctor “Machito” Camacho Jr. en El Paso.

Tiene 9 peleas de campeonato mundial, con récord de 4-5-0 y 4 nocauts a favor. Y ante peleadores que conquistaron campeonatos del mundo, tiene marca de 4-5-1, con 4 nocauts.