#FernandoBeltrán y la frase “no hay apoderado cobarde”; quiere a Munguía Vs. GGG este año

#Tijuana, Baja California

Pues nada, que Jaime Munguía (35-0-0, 28 KO) compareció ante los medios de comunicación tijuanenses y, en compañía de su representante, el famoso Fernando Beltrán, habló de cómo se sintió en su debut como peso medio. La información señala que a la reunión también acudieron representantes de las firmas que lo patrocinan.

Quien sí se voló la barda fue Beltrán. Bien dicen que no hay mánager (en este caso, apoderado) cobarde, ya que mencionó al kasajo Gennady Golovkin, campeón IBF de peso medio, como el rival que debe enfrentar este año Munguía.

“Es un peleador al que veo como ideal para enfrentar a Munguía. Ya tiene 36 años, ya no es el demoledor que fue hace tres o cuatro años, ya sus reflejos están medio o un segundo retardados, ya le duelen los golpes que recibe. Creo que en este momento, sería la pelea que más le conviene a Jaime”, soltó.

No obstante lo que todos vimos, Jaime Munguía dijo que se sintió bien, que le gustaron algunas cosas que hizo en su enfrentamiento ante el segundón Gary O’Sullivan.

“Me sentí muy bien, fuerte. La idea era trabajar varias cosas arriba del ring, movimientos, defensa, ataque, y creo que cumplimos. O’Sullivan es un gran peleador, muy fuerte, pero supimos imponernos de manera clara”, explicó el joven de 23 años de edad.

Y sí, se le vieron adelantos que se atribuyen al legendario Erik “Terrible” Morales, su jefe de entrenadores hace dos combates. Pero aún le falta aprender demasiado, sobre todo defensa y como que ha perdido ese poder noqueador que

“El Terrible” fue más sensato. “Jaime mostró muy buenas cosas, es un peleador que escucha y ejecuta. Recorrió bien el ring, le paró más perfilado, dejó de tirar los golpes de poder demasiado abiertos y atrabancados y peleó con golpes más cortos, más precisos. Desde luego que cometió algunos errores, sobre todo defensivos, y los vimos, pero son cosas en las que vamos a trabajar”, estableció Morales.