La lección que nos deja #Canelo en #2018: “Ganar sin riesgo es triunfar sin gloria”…

Si este 2018 nos deja una gran lección, no es otra que la que la gráfica nos dice.

“Ganar si riesgo es triunfar sin gloria”.

Así es. Nadie pone en duda la calidad del tapatío Saúl “Canelo” Álvarez. Cuenta con técnica y en ese segundo encuentro con Gennady Golovkin no dejó duda que es valiente como el que más.

Sin embargo, a todos nos quedó claro que Rocky Fielding es un mamarracho con guantes.

Que Canelo no tiene la culpa, claro que no, que él hizo lo que tenía que hacer, claro que sí. Pero que noqueó espectacularmente a un Don Nadie que quién sabe por qué extraña$ circunstancias era reconocido como campeón mundial.

Incluso, desde el barrio se sabe que no se deben presumir las victorias que no representan peligro alguno.

Se conocen las habilidades de “Golden Boy Promotions” para hacer pasar conmo legítima una victoria que esconde un sin fin de trampas para obtenerlas.

Pasó en la carrera de Óscar de la Hoya y pasa con “Canelo” Álvarez, que tiene en su promotora a su más férreo rival. Si la afición le regatea reconocimiento al actual campeón de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo, es precisamente por ese excesivo cuidado con que han llevado su cerrera.

Oponente más pequeños, de menos peso, en decadencia u otros sin contar con la calidad adecuada, como fue el caso del inglés Fielding, que a cambio de unos millones de dólares se prestó para la gran farsa de un tricampeonato mundial.

“Ganar sin riesgo es triunfar sin gloria”. Hay que aprenderlo.

Álvarez ganará un millón de dólares cada cinco días durante cinco años; cuatro millones de pesos diarios, en esos cinco calendarios.

Bien, ya se cuenta con la fortuna. Ahora hay que hacer historia.

A %d blogueros les gusta esto: