Andy era el temible “Come niños”; también “voy a ser campeón del mundo”, asegura “Drago” Muñoz

#CDMX

Era 2006 y las selecciones estatales de boxeo se enfrentaban en Tlaxcala con motivo de la Olimpiada Nacional.

En ese entonces, el personaje más célebre en el boxeo en este momento, Andy Ruiz, no era “El Destroyer”. Tenía otro sobrenombre.

El peso completo nacido por accidente en California, pero mexicano por convicción, como su papá y su mamá, era llamado “El come niños”.

La anécdota la cuenta el peso completo de la Ciudad de México, Isaac “Drago” Muñoz, quien realizó alrededor de 230 peleas en el terreno amateur.

“No conocí directamente a Andy. Lo conocí en la Olimpiada Nacional de 2006 en Tlaxcala. Recuerdo que le decíamos “El come niños”. Siempre ha sido peso completo, yo en ese tiempo era peso mosca y él ya era peso completo. Desde que lo conozco era un super peleador. Los pesos completos de la Ciudad (de México) decían “no, yo no quiero pelear con “El come niños”, porque siempre ha sido un peleador muy-muy duro”.

Celebra la victoria que dio a México el primer campeonato mundial de peso completo. “A mí en lo personal me da muchísimo gusto que haya ganado. Creo que se lo merece, creo que ha trabajado para ese campeonato. Y me da mayor gusto saber que es mexicano también y creo que una vez más se demuestra que México tiene poder. Me da gusto saber que México ya tiene un campeón de peso completo.

“Siempre he considerado que la gente puede lograr lo que quiera, siempre y cuando se lo proponga. Tenemos un dicho en “Miura Boxing” que dice: “Nada nos detiene”. Y es verdad, lo único que detiene a una persona es uno mismo, porque el talento está y creo que cualquier persona puede llegar a donde quiera.

“Un entrenador me decía “llega a donde quieras, no a donde puedas”…

¿Y tú, “Drago”, hasta dónde quieres llegar?, le preguntamos al corpulento joven de 26 años, casado con Brenda García y padre de los pequeños Alexandra y Ángel.

“Voy a ser campeón del mundo”, responde sin titubeos…

Respalda su convicción en la empresa que lo apoya: Miura Boxing. “Estoy muy contento con la empresa, con Manuel Garrido (el director), porque sé que llegaremos juntos (al título mundial). Manuel es un empresario triunfador, es exitoso hombre de negocios. Por eso confío en él”, comentó el invicto peleador que suma 9 nocauts en sus 11 victorias; su récord se completa con un empate.