Se durmió el campanero y “Gallo” Estrada derrotó a Carlos Cuadras, en gran batalla

  • Histórica pelea de tres caídas y un round corto, en histórica función que se celebró en #CDMX.

Qué clase de revancha le ganó Juan Francisco “Gallo” Estrada al “Príncipe” Carlos Cuadras para conservar su campeonato supermosca del Consejo Mundial de Boxeo, en la pelea principal de la cartelera que diseñaron Matchroom y Zanfer en los estudios de TV Azteca en Ciudad de México.

Pelea de tres caídas en 11 asaltos y un round corto que salva al campeón; primero cae Estrada, que recompone la estrategia y le da la vuelta a las tarjetas, aunque no es necesaria recurrir a ellas… El réferi Lupe García detiene el combate a los 2 minutos y 22 segundos del ese undécimo capítulo.

Antes de que los apostadores abandonaran las arenas (desde que se presentan peleas tan disparejas, ya no van porque ya se saben quién ganará), era común el grito de: “¡No se duerma, campanero!”. Pues en el tercer episodio, cuando Estrada era masacrado contra las cuerdas, sonó la campana ¡25 segundos antes de que concluyera el round!

Como se anticipaba, #EstradaCuadras2 fue un peleón histórico, como histórica fue la función con tres campeonatos mundiales en juego que llevaron Matchroom y Zanfer a la Ciudad de México sumergida en una pandemia de covid-19 que parece repuntar peligrosamente.

Pero esa es otra historia. Aquí se habla de box y el reencuentro entre los gladiadores mexicanos nos deja sin palabras.

El sinaloense Cuadras llegó al ring de TV Azteca con una izquierda muy bien afinada que abría camino para ese su empuje que parecía ahogar a un perdido campeón del mundo. Tanto, que en el tercer asalto “El Gallo” de Puerto Peñasco, Sonora, visitó la lona y si no es por el campanazo anticipado, el llamado “Príncipe” se hubiera coronado.

Esa caída, sin embargo, pareció despertar de su letargo a Estrada que, ya en gancho o en óper, de ahí en adelante convirtió su derecha en una pesadilla para el campeón de Juegos Panamericanos en 2007.

El sinaloense Cuadras vendió cara la derrota. Viéndose abajo en las tarjetas, arriesgó todo y en base a certeras combinaciones pretendió emparejar los dígitos hasta que llegó su Waterloo en el penúltimo round.

Minutos antes, el nicaragüense Román “Chocolatito” González se impuso por decisión unánime a Israel “Jiga” González, quien se destapó como un muy buen boxeador pero carente de pegada y sucumbió ante el empuje del cuatro veces campeón del mundo.

#BoxEnEstaEsquina #Boxeo #Zanfer #MatchroomBoxing #CDMX #TVAzteca / *En la cámara, Alma Montiel.