Como “Mero-merito”, sentencian a Omar Chávez: última llamada, este sábado 27

Así como le sucedió a Jorge “Mero-merito” (se quedó en ya mero, ya merito) Páez sábados atrás, la empresa Zanfer anuncia que el próximo 27 de octubre será la última llamada para Omar Chávez, otro joven con grandes cualidades que se perdió en su zona de confort.

Hijo del gran Julio César Chávez, Omar “Bussinesman” Chávez está consciente que no hay un mañana y reaparecerá para enfrentar al fuerte pugilista argentino Nicolás Luques, en una batalla pactada a 10 asaltos en la división de los pesos medio que presenta Zanfer en asociación con Boxing Club Promotions.

 

Omar Chávez (36-5-1, 24 KO), que buscará regresar al sendero del triunfo y después de cinco meses de su más reciente aparición, señaló que está contento de reaparecer en su tierra y ante su público, y que confía en bajar del cuadrilátero con una victoria.

“De las derrotas se aprende y yo ya he tenido mi lección. Estoy comprometido con mi padre y toda mi familia, con los aficionados en aplicarme cien por ciento en mi siguiente compromiso, porque siento que tengo las condiciones para alcanzar una corona mundial”, dijo Omar durante la presentación oficial de su combate acompañado del legendario ex campeón mundial en tres diferentes divisiones.

Luques (10-5-0, 1 KO), de 28 años, será un adversario muy difícil, en opinión de Omar, quien lo vio enfrentarse a Ramón “Inocente” Álvarez  el pasado 25 de agosto.

“Me he preparado a conciencia, sé que ante mi público debo realizar un combate perfecto, en el que pueda demostrar que tengo las herramientas para llegar lejos. El 27 octubre es ganar o ganar, en todo caso, decir adiós”, indicó el sinaloense de 27 años.

Por su parte, Julio César Chávez dijo que, si su hijo no enseña realmente su potencial en esta pelea, mejor que se dedique a otra cosa. “Yo en lo personal ya no le ofrecería otra oportunidad, y él tendría que pelear por su propia cuenta, sin mi apoyo. Ya he platicado con el seriamente, y ya sabe lo que lo tiene que hacer”, indicó.

Chávez padre dice que su hijo puede vencer a cualquier rival si se lo propone y sabe hacer lo suyo. “No quiero verlo lento y sin tirar golpes, como sucedió en sus últimas dos peleas. Estoy muy cerca de él en sus entrenamientos y estoy seguro que esta vez hará todo bien, pero sobre todo, a dar una excelente exhibición. No me importa si pierde o gana, porque arriba del ring se gana o se pierde; me interesa que agrade, que luche, que sea valiente y que tire golpes”, añadió.

La velada encabezará una función a celebrarse en el Parque Revolución que contará con nueve combates más.

  • En la cámara, Staff Zanfer