Feliz, aterrizó el sorprendente “Vaquero” Navarrete; pide unificar

Como nuevo Campeón Mundial de peso supergallo de la Organización Mundial de Boxeo, regreso a la Ciudad de México la tarde de este martes el pugilista mexiquense Emanuel “El Vaquero” Navarrete acompañado de su hermano Pedro “El Vaquero” Navarrete, el integrante del equipo de Promociones Zanfer de Fernando Beltrán sabe que esto es solo el comienzo de algo muy grande en su carrera deportiva.

“Ahora sí ya lo puedo decir, campeón del mundo, es para lo que trabajamos siempre, para dar la sorpresa”, fueron las primeras impresiones del pugilista mexicano, quien se impuso a uno de los campeones más fuertes de la categoría supergallo. “El reto que habíamos tomado sabíamos que no era fácil, tuvimos mucho tiempo para prepararnos y el resultado está por demás decirlo”.

Una buena preparación se notó desde que conectó los primeros impactos en la humanidad del rival. “De hecho sabíamos que iba a pasar eso, trabajamos muy duro, hicimos una etapa fuerte, intensa, sabíamos que él no iba a soportar los golpes fuertes y si los soportaba se iba a ir mermando, iba a ir disminuyendo el ritmo”.

A sus escasos 23 años de edad, Navarrete Martínez (26-1 y 22 KO) alcanzó su sueño, en una noche memorable para el boxeo mexicano, al derrotar de manera amplia al hasta entonces invicto ghanés Isaac “Royal Storm” Dogboe, en el Madison Square Garden de Nueva York.

“Siempre trabajamos la distancia, porque soy una persona más alta y de brazos largos. Trabajamos la distancia, golpeándolo de lejos y cuando había chance y se dejaba golpear nos atascábamos nosotros”, explicó.

Aceptó, sin embargo, que sobre la pelea las cosas se complicaron. “Me lastimé las manos por los golpes que le estaba proporcionando y por ahí del quinto y sexto rounds descansé; disminuí la intensidad, por lo mismo de los brazos y de los hombros. Ya después del octavo vimos que él estaba muy mal, lo conectamos y él sólo iba para atrás buscando el abrazo, era el momento de nosotros de ir por el campeonato. Lo pensábamos noquear, pero no. Es durísimo la verdad”.

“Yo pedí pelear con Dogboe, porque es el peleador más fuerte creo yo en las 122 libras, ahora que ya lo enfrenté y saben que tengo un buen potencial”, a ver si se da una unificación, mencionó.

Cabe mencionar que este es el primer cinturón que ostenta Emanuel dentro del terreno profesional, en el cual lleva activo desde febrero del 2012.