De Eddie a Eddy…

¿Qué, no era más fácil mantener a «Rey» Martínez como campeón y, en ese instante, ordenar una revancha directa, siempre pensado en la justicia?.

Porque después de que le levantaron la mano, echar atrás el resultado oficial, es revocación. Luego entonces, la repetición no fue tan instantánea como debiera ser.

Y es que hay de Eddie a Eddy. Y no es que pese más el inglés, pero sí influyó más que el tapatío.

Me sumo a quienes apuestan que los dirigentes de Charlie Edwards no le darán otra oportunidad a Julio César Martínez.

Revocar el fallo fue justo, cierto. El golpe fue completamente ilegal, pero de ahí se podría derivar tremenda injusticia…